Valladolid

El CBC Valladolid visita a la revelación de LEB Oro

9 marzo, 2018 17:46

El Carramimbre CBC Valladolid visita la cancha del tercer clasificado de la tabla y la sorpresa de la temporada; un CB Prat que sigue a rebufo de Breogán y Manresa y que ya dio buena muestra de lo que es capaz en Pisuerga.

Enésima prueba de fe para el Carramimbre CBC Valladolid. Tras tres derrotas consecutivas, la peor racha de las ardillas en lo que va de campaña, el próximo compromiso liguero no se antoja sencillo para revertir la dinámica. Los pupilos de Paco García visitan este sábado (18:15) la cancha del tercer clasificado de la LEB Oro y la revelación de la temporada, un CB Prat que está maravillando por su juego y resultados, y que está logrando mantener el ritmo de los potentes Breogán y Manresa.

La ansiada duodécima victoria se está haciendo de rogar para los pupilos de Paco García, quienes están sufriendo en esta segunda vuelta y quieren certificar la permanencia de una vez por todas para evitar nervios en las siguientes semanas. Inmersos en pleno bache, volver al nivel del primer tramo de la competición se antoja vital pare recuperar sensaciones.

Después de la derrota en los instantes finales en Vitoria (83-81), el Carramimbre volverá a jugar lejos de su gente y con el mismo objetivo de la semana pasada: vencer para que la tranquilidad reina a orillas del Pisuerga. Décimos en la clasificación y fuera de playoffs después de mucho tiempo, Paco García y los suyos, una de las sorpresas de la temporada a pesar del mal momento actual, buscarán un triunfo de mérito en el Joan Busquets, feudo de la revelación de la presente LEB Oro. En frente, un CB Prat con un repertorio de lujo y explotado al máximo por un entrenador de alto calibre como es Arturo Álvarez.

La revelación pone a prueba a las ardillas

Calificado como “Equipo revelación” por el propio Paco García antes de disputar el partido de la primera vuelta, el tiempo no ha hecho más que dar la razón al técnico vallisoletano. El conjunto pratense se encuentra actualmente tercero en la tabla clasificatoria, al igual que en noviembre del año pasado cuando visitaron Pisuerga, y ha sido capaz de seguir el ritmo de sus vecinos de ICL Manresa, ambos con 19 triunfos en su haber, y seguir incluso la estela del todopoderoso Breogán (21).

La regularidad es una de las principales virtudes de los pupilos de Arturo Álvareza, que además son uno de los equipos más en forma de la categoría. Con cuatro triunfos en las últimas cinco jornadas, solamente el tropiezo la semana pasada ante el renovado Río Ourense Natura (61-58) les ha privado de un pleno que sí ostentan los manresanos. Palabras mayores.

Con el precedente del Polideportivo Pisuerga muy presente, el factor sorpresa de las ardillas estará muy condicionado, no así el arsenal de los pratenses que ha ido creciendo conforme avanzaba la competición. Liderados en la anotación por un Caleb Agada que en Valladolid estuvo muy bien defendido por los hombres del Carramimbre, el resto de amenazas con las que cuenta Arturo Álvarez también merecen un apartado.

La veteranía de un Marc Blanch que dinamitó Pisuerga en los últimos minutos (59-65) con una auténtica demostración de acierto y sangre fría, sumada al desparpajo y descaro de Josep Pérez, n un gran estado de forma actualmente, fueron claves para que los visitantes se llevaran la victoria del feudo carmesí; amén del imperial Emmanuel Cate, compatriota de Cristian Uta, y llamado a realizar grandes cosas en el mundo del baloncesto. Además, los recientes fichajes de Saúl Blanco y Pep Ortega han dotado de más quilates, si cabe, al cuadro pratense, ya que hay que sumarles al gigante Andriuskevicius o Campbell, entre otros. Un firme candidato al ascenso con una plantilla temible se interpone entre la duodécima del Carramimbre, que se lleva resistiendo durante semanas.

“Prat tiene opciones de ascender y no renuncian a nada”

Una semana más, Paco García ha comparecido ante los medios de comunicación sin la duodécima en el saco: “Se está resistiendo y empieza a ser un saco de cemento importante. Y la verdad es que llevo semanas preocupado porque en Vitoria hacemos un buen partido en muchas líneas y no ganamos por nuestros errores”, ha reconocido el míster.

“El equipo da la cara, el equipo juega y se pega, pero los errores se pagan”, ha explicado el técnico vallisoletano. El de Vitoria fue el tercer partido que perdemos en el último segundo y entrando con ventaja la último minuto. En la primera vuelta fuimos muy buenos porque defendíamos muy bien, y ahora hemos perdido esas sensaciones”, se ha lamentado Paco García, que también tuvo palabras para el rival.