Valladolid

Premio para un colegio vallisoletano por apostar por la comunicación

14 febrero, 2018 18:07

La Fundación GSD celebró ayer la entrega de la V Edición del Premio Nacional de Innovación Educativa con una gala que reunió a los representantes de numerosos centros educativos de diversas ciudades españolas. Esta quinta edición reconoció el papel de los profesionales de la educación, tanto docentes como no docentes, en la búsqueda y el desarrollo de nuevos métodos educativos que faciliten el aprendizaje y mejoren los resultados de los alumnos a nivel académico y, sobre todo, a nivel social.

La segunda categoría de premios, vinculada con los proyectos que atienden a la mejora de los procesos educativos que supongan un punto de encuentro entre profesionales de otros sectores de la comunidad educativa, reconoció al IES Duque de Rivas, de Madrid, su “Tutoría de atención a la diversidad sexual y de género, Tutoría LGBTI+H”. El jurado hizo hincapié en el esfuerzo que este instituto está haciendo desde hace más de una década para la normalización de la diversidad sexual y el acompañamiento para la aceptación personal y colectiva de todas las realidades que conviven en un centro escolar y, por supuesto, en la sociedad.

El segundo premio recayó en el CEIP Tierra de Pinares, de Valladolid, por “Piña 3.0: prensa, radio y televisión escolar”, por cómo un centro rural ha sabido transformar su identidad apostando por la comunicación como vehículo de unión y enfoque de su proyecto educativo. Sus docentes han favorecido que sus alumnos se desarrollen competencialmente convirtiéndose en periodistas, fotógrafos, guionistas, testigos de su realidad y protagonistas de cómo contarla a su localidad. Hubo además menciones honoríficas para el Colegio San José – Salesianas de Madrid, por “Senti2 o el aprendizaje a través del arte”; el IES La Senda, de Valencia, por “Invisibles. Un musical contra la explotación infantil”; y el IES Menéndez Pelayo, de Madrid, por “El Aula de la Naturaleza: Aprendizaje y Convivencia”.