Valladolid

El Patio Herreriano muestra un centenar de obras ‘Realistas’

19 enero, 2017 18:07

El Museo Patio Herreriano muestra en su nueva exposición temporal un centenar de obras de artistas españoles como Antonio López, Julio y Francisco López Hernández, María Moreno, Isabel Quintanilla, Esperanza Parada, Amalia Avia, Carmen Laffón, Cristóbal Toral y José Hernández, agrupadas bajo el título de ‘Realistas’.

Cinco salas del Museo ocupa esta muestra, que ha sido comisariada por María López y María Toral hijas de Antonio López y Cristóbal Toral, y que ha contado con la colaboración de los propios artistas que han prestado generosamente las obras para esta muestra, así como de prestigiosos coleccionistas e instituciones de toda España. Además dos cabezas de niña de más de tres metros de diámetro realizadas por Antonio López, han sido instaladas en la Capilla de los Condes de Fuensaldaña.

La exposición podrá contemplarse hasta el día 26 de marzo, siendo el horario de martes a viernes de 11 a 14 horas y de 17 a 20 horas. Sábados de 11 a 20 horas (ininterrumpido). Domingos de 11 a 15 horas. La sala permanece cerrada los lunes (excepto festivos), y domingos por la tarde.

La muestra que acoge el Museo Patio Herreriano de Arte Contemporáneo Español, está compuesta por una selección de importantes obras de artistas de renombre en el panorama cultural nacional, que se acogieron al realismo en los años sesenta y que, en su mayor parte, estudiaron en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando. Todos ellos participaron decisivamente en la renovación del panorama de la plástica española, contribuyendo, en gran medida, a la evolución de nuestro arte.

Esos pintores fueron testigos de los grandes cambios económicos, sociales y culturales que se produjeron en nuestro país en las últimas décadas del siglo XX, lo que se reflejó en su actividad artística. Entre ellos existieron lazos de carácter generacional, afectivos e, incluso familiares, además de una similar actitud ante la creación artística y una identificación en ciertos temas que se expresan en sus obras. Anteponían en sus trabajos el reflejo de lo cotidiano y la expresión de los momentos íntimos en espacios que reflejaban la austeridad.

La realidad transformada en arte

Como apuntan las comisarias de la muestra, María López y María Toral, “los acontecimientos bélicos y sociales del siglo pasado hicieron que el mundo cambiara a una velocidad vertiginosa hasta entonces desconocida. Esa misma rapidez se reflejó, sin duda, en la Historia del Arte. Los artistas actúan como testigos de su época y son capaces de ir evolucionando al mismo tiempo o, incluso, de adelantarse a ciertos hechos”.

Por ejemplo, eso mismo ocurrió con el cubismo, uno de los ismos más innovadores del siglo XX, en el que Georges Braque, Pablo Picasso o Juan Gris recurrieron a un antiguo género, el del bodegón. A través de las naturalezas muertas representaban objetos de la vida cotidiana de una forma hasta entonces desconocida: fragmentada y, empleando otros materiales distintos a los clásicos (recortes de periódicos o papeles) creando así novedosos "collages".