Valladolid

La plantilla del Marqués de la Ensenada vive una “situación desesperada”

10 enero, 2017 19:29

El Hotel Marqués de la Ensenada, el único de cinco estrellas que había en la ciudad de Valladolid, cerró sus puertas de manera repentina el pasado lunes, 2 de enero, sin anuncio previo por parte de la dirección a la plantilla que en él trabajaba.

Ocho días han pasado desde entonces y poco o nada nuevo se conoce. Tan solo que el inmueble estaba embargado por la Seguridad Social, lo que hace que el cierre sea irreversible.

Por ello, Izquierda Unida de Castilla y León ha recordado que desde que se formalizó el cierre, y tras varios meses sin cobrar las nóminas, los trabajadores se encuentran en una "situación desesperada".

A la falta de ingresos por los impagos de las nóminas se suma la imposibilidad de acudir al cobro de la prestación por desempleo, ya que los propietarios del hotel no han formalizado el despido de los trabajadores, tal y como denuncia el coordinador de IUCyL, José Sarrión.

Los empleados afectados se encuentran en situación de activos y formalmente para la Seguridad Social son trabajadores dados de alta. En este sentido, Sarrión pone de manifiesto la situación de "realidad angustiosa" del día a día de los trabajadores.

"A la falta de salario se une el impago de facturas, no poder acudir al paro. Temen que los impagos de sus facturas les puedan suponer problemas con los bancos, caso de hipotecas, o de cortes de suministros por no poder atender a las facturas", añade.

Sin embargo, el político de IU apunta que lo que más les preocupa es la "situación de abandono y desamparo en la que se encuentran. "Desde Inspección de Trabajo les comunican que su situación está siguiendo los trámites reglamentarios, "que todo va bien" les confirman, "pero el tiempo pasa y la incertidumbre hace mella ante una solución del problema que no llega".

Ante ello, IUCyL, Izquierda Unida de Valladolid, Equo Valladolid, Equo Casilla y León y Valladolid Toma La Palabra trasladan su solidaridad y exigen solucionar "urgentemente" el problema de los trabajadores, abonar los impagos de las nóminas pasadas, investigar por qué motivo se ha permitido que el hotel se desmantelara en menos de 24 horas y amparar a los trabajadores.

Asimismo, solicitan que la administración, llegado el caso, ponga en marcha los protocolos de emergencia para evitar dejar desamparados a los trabajadores del Hotel, hasta que se regule su situación y puedan cobrar, si se formaliza el despido, la prestación por desempleo correspondiente.