Salamanca

La Unión Europea quiere recortar las ayudas PAC desde 2021

5 mayo, 2018 09:57

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha garantizado que el Gobierno trabajará para "consolidar" el nivel de apoyo a los agricultores y ganaderos españoles a través de la Política Agrícola Común (PAC) frente al recorte del 3,5% que Bruselas ha planteado para las ayudas directas que percibe el sector agrario español.

García Tejerina se ha reunido este jueves en Bruselas con el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, un día después de que la Comisión Europea presentase su propuesta para el próximo presupuesto de la UE para el periodo 2021-2027, que incluye un recorte para la PAC del 5%.

La responsable de Agricultura del Gobierno ha detallado que el recorte para España en los pagos directos sería del 3,5% según este documento, pero ha subrayado que se trata de un "punto de comienzo" que el Ejecutivo tratará de "eliminar" a lo largo de unas negociaciones que, ha augurado, serán "largas".

En este contexto, García Tejerina ha destacado que el Ejecutivo comunitario se había planteado en textos anteriores recortes de hasta el 30% para la PAC, un escenario que ha calificado de "sombrío". "El trabajo del Gobierno durante estos meses ha dado sus frutos. La preocupación del Gobierno por los agricultores y los ganaderos significa que el punto de comienzo de las negociaciones sea mucho mejor", ha señalado.

"Esto no significa que un Gobierno preocupado por el medio rural (* ) se conforme. Y por lo tanto empezamos la negociación con el objetivo que siempre tuvimos, que es consolidar los apoyos que perciben hoy los agricultores y los ganaderos", ha remarcado.

De cara a esta negociación, García Tejerina ha adelantado que trabajará "generando alianza" y ha asegurado que "en breve" se reunirá con su homólogo francés, Stéphane Travert, con quien dice tener una "posición compartida" sobre el documento de Bruselas, que es "mantener el nivel de apoyo" para los agricultores y ganaderos.

El objetivo es reeditar la "alianza" forjada entre Madrid y París -- y a la que posteriormente se unió Dublín -- en materia agrícola para las anteriores negociaciones presupuestarias, que se desarrollaron entre 2011 y 2013.

García Tejerina ha recordado que en aquellos años "pesaba una enorme incertidumbre" sobre el sector, pero "la acción de Gobierno entonces dio estabilidad a los agricultores y ganaderos españoles hasta el año 2020". "Trabajamos para alargar esta estabilidad en las rentas", ha asegurado.

García Tejerina y Hogan también han abordado el futuro de la PAC, cuya propuesta será presentada en las próximas semanas. En este sentido, Tejerina ha destacado que los pagos directos son "una prioridad" porque a través de ellos se da "estabilidad y garantía de continuidad" al sector y son un instrumento para hacer que la agricultura sea "más sostenible".

Postura de la Junta de Castilla y León

La portavoz de la Junta de Castilla y León y consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, ha mostrado el "compromiso" de la Administración Autonómica para "trabajar" con el objetivo de que "no haya ni un solo euro de reducción en el dinero que reciben agricultores y ganadores, y la industria agroalimentaria" de la Política Agrícola Común (PAC).

Con este propósito, Marcos ha mostrado el apoyo de la Junta al Ministerio que lidera Isabel García Tejerina "para que las negociaciones lleguen a buen puerto" ahora que "se inicia el periodo de negociación".

Sobre el documento con el que los países tendrán que "empezar a trabajar", la consejera castellanoleonesa ha reseñado que la Junta "no está de acuerdo", a pesar de que la reducción contemplada es del cinco por ciento respecto a la inicialmente propuesta de entre el 15 y el 30 por ciento.

Respecto al trabajo desempeñado hasta el momento, ha reconocido que "las perspectivas eran muchísimos peores" en un principio, pues "nada tiene que ver" la bajada de cinco puntos con la inicialmente contemplada.

Aun así, y tras un "trabajo previo" desde el Ministerio que ha permitido que "el punto de partida no sea tan espantoso", ha incidido en que la Administración va a "seguir peleando" para que no se reduzca "ni un solo euro del presupuesto que viene de Europa".