Salamanca

Villares de la Reina conciencia sobre tener animales en espacios públicos

18 febrero, 2018 08:25

Bajo los lemas 'Si es tu perro, tú eres el responsable' y 'Excrementos no, gracias' la Concejalía de Desarrollo Empresarial, Participación Ciudadana, Comercio y Empleo del Ayuntamiento de Villares de la Reina ha puesto en marcha una nueva campaña de concienciación para sensibilizar a los propietarios en la necesidad de recoger los excrementos de sus mascotas de la vía pública.

Villares de la Reina, en la actualidad, tiene un censo de 1.322 canes y con esta nueva campaña se pretende recordar a los propietarios de perros y personas que los pasean por el municipio que deben retirar sus deposiciones de la vía pública porque, según indicaba el concejal del área, Antonio Malmierca, “no solo ensucian las calles sino que, además, contaminan, provocan focos de enfermedades y causan molestias desagradables al resto de vecinos”.

Malmierca recordaba además que el problema “radica” en que tener un perro “exige una responsabilidad y un respeto hacia el resto de las personas que viven en nuestro entorno. El culpable de esta falta de responsabilidad es el dueño del perro, que en estas que en estas situaciones se comporta como alguien falto de civismo y respeto hacia los demás.

Este grave problema, afecta a todos los vecinos y vecinas de Villares de la Reina y es necesario solucionarlo para acabar con la suciedad en las calles y para que sean un lugar más amable para el paseo y el disfrute por todos los vecinos”. El Ayuntamiento de Villares de la Reina, y de forma especial la Concejalía que dirige Malmierca, quiere agradecer a las personas y vecinos que pasean a sus perros el gesto de recoger los excrementos que sus mascotas depositan en la calle y otros espacios públicos.

“El simple hecho de recoger los excrementos de los perros supone un gesto de civismo, respecto y solidaridad para el resto de vecinos con los que se convive. Si se recogen, será más fácil caminar y moverse con más tranquilidad por las calles, plazas y parques del municipio sin la preocupación de pisar un excremento de perro”, apunta el concejal.