Salamanca

Orgullo de Avenida en la derrota ante Ekaterimburgo 74-68

13 enero, 2017 19:13

Pocas veces a este nivel las derrotas no son amargas pero la de hoy en Rusia, ante el poderoso UMMC Ekaterimburgo 74-68, no puede serlo. Y no debe serlo porque Perfumerías Avenida ha realizado una demostración de carácter y actitud a la altura de muy pocos equipos, dando muchísima guerra al equipo más potente de Europa y en su casa, llevándole al límite. Que un partido de este tipo se decida sólo por "detalles", como la clase de una Taurasi imparable, el desacierto en la primera parte o el trío arbitral marca "El Caserío", como se esperaba, ya dice mucho del encuentro más que honroso del conjunto charro en el que destacó en ataque Milovanovic y sus 20 puntos, bien secundada por Silvia con 13 o Gabi con 12.

Convicción era la palabra, convicción aplicada al juego desde el comienzo. Con las cartas bien descubiertas, en Ekaterimburgo Taurasi tenía licencia para matar, y así lo demostró con dos triples de inicio. Le costaba más a Avenida, buscando a Erika en el interior, pero pronto empezaría la pesadilla en ataque para las rusas. Avenida se aplicó, y de qué forma, en defensa para desquiciar a la constelación de estrellas locales que no sólo no veían aro sino que, a veces, ni llegaban a tirar. En el otro lado, sin embargo, las charras no encontraban la red de la canasta, en ocasiones con penetraciones sencillas pero el marcador 9-9 era esperanzador y tremendamente meritorio en los primeros diez minutos.

No estaba dispuesto Miguel Ángel a variar el guión, no era necesario. La defensa era excelsa, presionante, asfixiante... aunque el criterio arbitral, más permisivo al inicio, había variado y ya no permitía tantos lujos a las charras. Un 2+1 de Milovanovic ponía a las azulonas por delante con tres puntos de ventaja y ahí empezó a cambiar el asunto. Pareció despertar la bestia en ataque gracias a un 2+1 de Taurasi con una falta con el cuello de Silvia que impactó en el codo de la estrella americana... En fin... la primera de unas cuantas decisiones "dudosas", pero ante eso, fuera de casa, en Rusia, En Euroliga, poco que hacer. Se entonaron desde el 6,75 para cerrar el cuarto con tres triples y la máxima local, aunque seguía Eka sin encontrarse cómod, 29-21. Dejar a las campeonas en menos de 30 puntos en una mitad es, simplemente, de chapeau.

Pero, claro, el rival era la plantilla más poderosa, seguramente, del mundo y en un minuto lo demostró. Tres triples consecutivos, con una Taurasi que las debe enchufar sin mirar, para dejar el choque, en teoría, sentenciado con +17. Cualquier otro equipo hubiera pensado en la "retirada", pero no este Perfumerías Avenida. El corazón estuvo en una Milovanovic hoy entonada en ataque y, de nuevo, en la defensa, para poner el partido en el horizonte de los diez puntos, hasta que apareció otra que conocemos, Alba Torrens, para dejar un +14 con diez minutos por jugar, 54-40.

Repetiremos la sensación, cualquier otro equipo, ahora sí, se habría dado por venicido... pero no este Avenida. Fue haciendo la goma el equipo de Miguel Ángel Ortega, sostenido por las agallas de todo el equipo, y, en ataque, por el coraje de una capitana que se exhibió en su antigua casa, pasando, por cierto, por encima a las bases del equipo rival. Se unía Gabi y las charras empezaron a creer cuando bajaron de los diez puntos de diferencia. El trío arbitral no pareció por la labor de dejar acercarse más a las azulonas que, aún con eso, endosaron un 0-8 de parcial final para dejar el partido en un más que honroso 74-68. Sin duda, una derrota para estar orgullosos de este equipo, demostrando que, con esta actitud, nadie pasa por encima de Avenida.

UMMC EKATERIMBURG 74- PERFUMERÍAS AVENIDA 68 (9-9, 20-12, 25-19 y 20-28)

Ekaterimburgo: Nolan (0), Toliver (3), Taurasi (26), Lyttle (3) y Griner (11). Jugaron también: Torrens (15), Arteshina (6), Vieru (6), Messeman (4) y Baric (0)

Avenida: Domínguez (13), Givens (9), Marginean (12), Milovanovic (20) y De Souza (2). Jugaron también: Elonu (8), Gil (2), Salvadores (2).

Partido disputado en el DIVS Hall ante 3500 espectadores.