Salamanca

Una marea blanca inunda Salamanca en defensa de la Sanidad Pública

8 enero, 2017 17:50

Una auténtica marea, en este caso blanca, recorre el centro de Salamanca -desde el Hospital Virgen de la Vega hasta la Gerencia Territoriral de Sanidad, en la avenida Mirat- convocada por la Plataforma de Salamanca en Defensa de la Sanidad Pública. Las cifras, aunque muy parejas, hablan de más de 15.000 personas -tanto la Policía como la organización coincidían en la estimación-, cifra, en palabras de Pablo Unamuno -portavoz de la Plataforma- "muy parejas a las de la primera Marea", motivo por el que, puntualizó, "nos sentimos muy agradecidos".

La marcha, que partió del Hospital Virgen de la Vega -'embellecido' para la ocasión con mantas, sábanas y toallas 'blancas' que colgaban de sus ventanas, contó con numerosas pancartas, donde los lemas más utilizados fueron 'Defendamos la sanidad pública, nos jugamos la vida' y 'Salamanca por la Sanidad Pública', además de lanzar cánticos en defensa de la atención pública y de calidad o en contra del actual consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, o de la gerente del Complejo Asistencial, Cristina Granados e inclusive de la directora de Enfermería -muy criticada por los últimos acontecimientos-.

Entre los asistentes, además de los representantes de los distintos colectivos que apoyan y promueven las actuaciones de la plataforma, han estado presentes el secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, el procurador de Izquierda Unida en las Cortes Regionales, José Luis Sarrión, y el secretario provincial del PSOE en Salamanca y procurador en el hemiciclo autonómico, Fernando Pablos. Así como representantes de Ciudadanos en el Ayuntamiento y la Diputación, como Alejandro González Bueno.

Antes de iniciarse la marcha, el portavoz de la Plataforma de Salamanca en Defensa de la Sanidad Pública, Pablo Unamuno, ha puesto de relieve la celebración durante los últimos años de cuatro 'mareas blancas' y dos concentraciones por "el cariz que está tomando la sanidad". La situación es "muy procupante" por "los recortes" y la tendencia a la privatización", no obstante "todavía tiene remedio si se pone las pilas la Administración".

Por su parte, el líder de Podemos en Castilla y León y portavoz de su grupo en las Cortes, Pablo Fernández, ha participado en la iniciativa porque "la sanidad no es un negocio" y para mostrar su oposición a que este pilar "no sea constantemente socabada por las políticas neoliberales del Partido Popular". Ha reclamado el fin de los recortes "salvajes" que ha realizado el PP y pedido que se incrementen los medios personales y materiales en la sanidad pública para que todos los castellano y leoneses "puedan acceder en condiciones de igualdad a una sanidad pública que sea de calidad". Por último, ha insistido en la "necesidad de salir a la calle" para reivindicar "nuestros derechos y una sanidad pública que no sea constantemente socavada y deteriorada por las políticas del PP".

El procurador de IU y portavoz del Grupo Mixto en las Cortes, José Luis Sarrión, ha puesto de relieve durante la marcha el "éxito" de la iniciativa en defensa del Complejo Asistencial de Salamanca, que "se merece mucho más". Para Sarrión, el servicio tiene "serios problemas" por los "recortes" que en él se están llevando a cabo, una situación que "afecta a la calidad de vida de los pacientes y a los trabajadores", de ahí que haya insistido en que sea "una prioridad" para la Administración.

Finalmente, el socialista salmantino Fernando Pablos, ha insistido en la "masiva" respuesta de los ciudadanos a esta 'marea', "una convocatoria importante" para que se cambien "decisiones importantes" que se han tomado en el complejo asistencial y que han afectado a las "decenas de miles de personas" que están en las listas de espera, a los "retrasos sin explicación" y al "deterioro" de un hospital que "era de primer nivel". Por estos motivos, el procurador Fernando Pablos ha exigido "responsabilidades", que pasan por la "dimisión inmediata" de la gerente del Complejo Asistencial, Cristina Granados, y del equipo de dirección.

FOTOS LUIS FALCAO