León

Ponferrada prevé invertir más de un millón de euros en 2021 para renovar la flota del servicio de recogida de basura

20 enero, 2021 13:49

D. Álvarez



El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, avanzó hoy que los responsables del Consistorio prevén invertir a lo largo de 2021 más de un millón de euros en la renovación de la flota de vehículos del servicio municipal de recogida de basura. De ellos, 620.000 euros llegarían por la vía de remanentes, mientras que la inversión prevista para este fin en los presupuestos “todavía sin cerrar” del Ayuntamiento “no va a bajar de los 400.000 euros”, adelantó el regidor durante la presentación del nuevo camión de recogida de carga trasera.



En ese sentido, Ramón explicó que esa inversión se destinará a la compra de dos nuevos camiones de recogida de residuos, así como de dos barredoras, una para calzadas y otra para aceras, y de un camión de menores dimensiones de tipo Rocar. El objetivo de estas adquisiciones “perentorias” es, según el alcalde, “garantizar la prestación del servicio en condiciones dignas”.



Al respecto, el camión presentado hoy, cuyo coste asciende a 265.000 euros, se suma al presentado el pasado 18 de diciembre y eleva a diez el número de vehículos de este tipo de que dispone el servicio. Sin embargo, dos de esos camiones están en reparación y seis más “podrían sufrir una avería en cualquier momento”, explicó el alcalde, que recordó que estos vehículos “han superado ampliamente su vida útil”.



Tras la adquisición y puesta en funcionamiento de dos camiones en aproximadamente un mes, Ramón insistió en que el proceso de renovación de la flota es “absolutamente necesario”. “Ya que otros no lo hicieron, sabemos que lo tenemos que hacer”, aseguró el regidor, que explicó que de no haber hecho estas compras, “el riesgo de colapso del servicio era cierto”. “Aún con estas adquisiciones hemos tenido problemas puntuales importantes”, reconoció el regidor.



Por su parte, el director de Urovesa, empresa fabricante del camión, señaló que el vehículo es “especialmente apto” para el servicio en los pueblos y el entorno rural del municipio, debido a que sus dos metros de anchura y su especial maniobrabilidad le permiten circular en entornos especialmente estrechos de manera “ágil y eficaz”. Además, el vehículo dispone de 320 caballos de potencia y su peso máximo autorizado es de 18 toneladas, lo que permite instalar en su caja una compactadora de mayores dimensiones.



En ese sentido, el representante de Ros-Roca, la empresa que fabrica la caja compactadora, explicó que una de las funciones novedosas del equipo es el selector de presiones, que permite cambiar la potencia de prensado en función del tipo de residuo. Gotxon Olmos apuntó que la capacidad total de la caja es de 10,5 metros cúbicos, con un volumen de barrido de tolva de 1,2 metros cúbicos, lo que permite al equipo “tragar el residuo con menos ciclos”, de manera que se reduce el ruido y el gasto de combustible. Además, el equipo incorpora un sistema de seguridad para impedir que el vehículo pueda circular marcha atrás cuando detecta a un operario en el estribo trasero.