León

Éxito de participación en el Carnaval de la Biodiversidad

13 febrero, 2018 21:14

Más de sesenta niños de entre 6 y 12 años, hijos y familiares de empleados de la Universidad de León, participaron ayer del Carnaval de la Biodiversidad organizado por el Vicerrectorado de Responsabilidad Social, Cultura y Deportes de la ULE en colaboración con la Facultad de Ciencias Biológicas y Ambientales.

El principal objetivo de esta iniciativa –impulsada desde el Área de Responsabilidad Social del Vicerrectorado- ha sido facilitar la conciliación familiar y laboral de los trabajadores de la comunidad universitaria, a través de una perspectiva educativa sobre el entorno natural. Para ello, los niños participaron de un interesante recorrido por el Servicio de Colecciones Zoológicas de la ULE (CZULE), que impartieron Luis Miguel Fernández, conservador y responsable de la colección, y una docena de becarios de Ciencias Ambientales.

Modelar la huella de la mano, elaborar nidos, visitar la sala de grandes ejemplares de la colección zoológica, identificar plantas o realizar una breve salida de campo fueron algunas de las propuestas que los encargados del taller matinal les brindaron a los pequeños desde las 8:30 horas. Isidoro Martínez, vicerrector de Responsabilidad Social, subraya que la respuesta de la comunidad universitaria ha sido excelente “desde el primer momento, de hecho hemos recibido muchas felicitaciones del personal de la casa por la iniciativa que responde al espíritu de colaboración de este vicerrectorado”.

Isidoro Martínez ha agradecido además el trabajo magistral de las personas encargadas del Carnaval de la Biodiversidad. “A Luis Miguel Fernández, un trabajador ejemplar que ha sido capaz de ilusionar a los niños, a Beatriz Abella, del Área de Responsabilidad Social, por tener tantas iniciativas y estar al tanto de todo, a Antonio Laborda, decano de Biológicas, por cedernos el uso de la colección y a los estudiantes voluntarios, sin todos ellos habría sido imposible atender a los participantes”.

Además de facilitar la conciliación laboral y familiar, el Carnaval de la Biodiversidad ha conseguido dar a conocer a los más pequeños el entorno natural para disfrutar de él de una manera sostenible y contribuir a su conservación, todo ello mediante variadas actividades que fomentaron las relaciones interpersonales, el trabajo en grupo y la creatividad.

‘Descubriendo la biodiversidad que nos rodea’ fue la primera parada del Carnaval, donde los pequeños vieron increíbles insectos, reptiles, aves, grandes tiburones y mamíferos. Tras el almuerzo, el taller ‘Hazme un hueco’ les enseñó la construcción de nidos y comederos para aves con materiales reciclados y les acercó a conocer la estación de alimentación de aves silvestres. Una comida en la cafetería universitaria acompañados de cada monitor, cerró el Carnaval que tendrá continuidad en próximas ediciones.