León

El Ayuntamiento tiene un plan “irrechazable” para el mercado Conde Luna

14 agosto, 2017 14:40

Interior del mercado, esta mañana, lunes, con poca actividad /MC

Pedro Llamas, concejal de Mercados del Ayuntamiento de León trabaja con  ahínco y hasta perseverancia para sacar adelante uno de sus proyectos estrellas para esta legislatura: la reforma y modernización del mercado de abastos del Conde Luna, ubicado en pleno casco histórico de la ciudad. Actualmente, de los 42 puestos disponibles sólo están abiertos 27 y hay varios comerciantes con edad próxima a la jubilación y sin expectativas de traspaso de sus puestos.

El Conde Luna es uno de los mercados históricos de la provincia leonesa. Es propiedad municipal, que arrienda los puestos a largo plazo por un importe ligeramente superior a los 400 euros mensuales. Sin embargo, el envejecimiento del edificio y el cambio de costumbres de los consumidores han provocado una lenta decadencia de este mercado. A ello se suma el envejecimiento de los propios comerciantes.

Ahora, Llamas ha presentado a los comerciantes de este mercado un ambicioso plan de reforma, que incluye la restitución de todos los materiales y la modernización tanto de las infraestructuras básicas como de la imagen, la instalación de calefacción y aire acondicionado, lámparas y ampliar el horario por la tarde, así como el acondicionamiento del entorno, prohibiendo el aparcamiento y regulando los horarios de carga y descarga. “Queremos llevar a cabo una reforma integral y que el mercado se incluya dentro de los atractivos turísticos de la ciudad, potenciando su carácter comercial”, ha asegurado esta mañana el concejal  Llamas a preguntas de noticiascyl.com.

El presupuesto total rozará los dos millones de euros o, lo que es lo mismo, unos 70.000 euros de inversión para cada comerciante que quiera seguir u optar a alguno de los puestos. El Ayuntamiento ha ofrecido ya a los comerciantes un euro de alquiler hasta que se amortice la inversión, el acceso de ayudas y líneas de financiación baratas a cargo de la Junta de Castilla y León y el interés de tres o cuatro entidades financieras para gestionar la inversión. “En cualquier caso, al comerciante no le saldrá más cara la inversión que la renta que paga actualmente por el puesto”, explica Llamas.

El concejal asegura que “no se puede seguir así”, por lo que afirma tajantemente que la oferta que el Ayuntamiento ha hecho ya a los comerciantes es “absolutamente irrechazable”. Y añade que “no pretendemos recaudar sino ayudar a modernizar un mercado que es básico para los leoneses y visitantes”.

El Ayuntamiento ha contratado  a una serie de expertos en mercados, que ya se han reunido con los comerciantes. “El Ayuntamiento no hará nada que los comerciantes no quieran”, explica Pedro Llamas. Y concluye que “las negociaciones avanzan y ya se ha superado el rechazo inicial. Avanzamos”.

El inicio de las obras dependerá del acuerdo definitivo que se alcance con los comerciantes. En cualquier caso, Llamas quiere llevar a cabo el proyecto antes de que concluya, dentro de dos años, la actual legislatura.