Región

El mejor maridaje cinematográfico está en la Seminci

17 octubre, 2018 15:14

Combinar el cine y el vino fue una decidida apuesta de la Seminci que se ha consolidado como uno de los grandes eventos vinculados al festival. Este año, Cine & Vino se celebrará los días 24, 25 y 26 y de nuevo en el Lava como centro de operaciones tanto para las proyecciones como para las degustaciones de 100 vinos de las denominaciones de origen de Ribera de Duero, Rueda y Cigales, además de productos gastronómicos de Tierra de Sabor.

"Es muy importante que las empresas de la tierra estén unidas a la promoción de eventos culturales como la Seminci", ha destacado en la presentación el alcalde, Óscar Puente.

La concejala de Cultura, Ana Redondo, ha incidido también en la importancia "de la colaboración público privada que es esencial en todo, pero aún más en el ámbito cultural, donde otorga un valor añadido y ganamos todos".

Para el director del festival, Javier Angulo, Cine & Vino afronta el objetivo "de llegar a los jóvenes a través del cine para promocionar el vino con un consumo responsable".

La sección Cine&Vino se abrirá con una gala especial, el miércoles 24 de octubre, presentada por el showman José Corbacho, en la que se otorgará una Espiga de Honor al viticultor y bodeguero Carlos Moro. Asimismo, se proyectarán los tres cortometrajes seleccionados en la tercera edición de ‘Rueda con Rueda’, trabajos rodados en las bodegas de la Denominación de Origen que da nombre al proyecto.

Hasta el día 26, en el mismo escenario, se desarrollarán una serie de actos que incluyen la proyección de tres películas vinculadas al mundo del vino. Se trata de Grand Cru, del director David Eng, nos acerca la historia del canadiense Pascal Marchand, quien llegó con 21 años a la región francesa de la Borgoña, lugar del que se enamoró y donde se estableció para iniciar un camino no exento de obstáculos: la elaboración del vino.

El argentino Nicolás Carreras plasma en El mejor sommelier del mundo cómo los grandes profesionales de este oficio cuentan con solo tres días en la World Sommelier Competition para demostrar su maestría y dedicación. La competitividad se convierte por tanto en uno de los protagonistas de esta trama. Por último, en la cinta Wine calling, del realizador francés Bruno Sauvard, el rock y la cultura del vino se mezclan en una trama donde destacados enólogos cuentan sus experiencias en la región de Occitania.

Entradas

Las entradas para cada una de las sesiones tienen un precio de 10 euros y se pueden comprar a través de internet en la página web de la seminci, al igual que el resto de entradas para las proyecciones del festival.