Región

Los sabrosos dulces para disfrutar durante la Semana Santa de Valladolid

26 marzo, 2018 09:50

“Los postres en Semana Santa son una tradición en muchos sitios de España y en especial en Valladolid con las torrijas como producto estrella pero con otros como las hojuelas o el dulce del penitente, que cumple su sexto año, que consiguen hacer las delicias de más de uno”, asegura Rafael Mesonero Martín, el nuevo presidente de la Asociación de Confiteros de Valladolid, que sustituyó el pasado martes a Javier del Caño, al frente de la institución durante los últimos nueve años.

Como reza el dicho: “a nadie le amarga un buen dulce” y durante la Semana Santa mucho menos. Valladolid huele ya a incienso y se prepara para vivir unos días mágicos con el silencio, el sentimiento y la pasión como principales protagonistas y con las tallas y procesiones como reclamo de turistas y pucelanos.

Al igual que cofrades y hoteleros, desde la Asociación de Hosteleros de Valladolid miran a un cielo que amenaza con lluvia en estos días tan importantes para ellos para “conseguir un beneficio importante antes de llegar al verano, periodo malo para el sector”, como asegura el nuevo presidente de la institución.

Las torrijas, producto estrella                                                                

“El producto estrella de la Semana Santa es la torrija aunque las hojuelas y el dulce del penitente, que fue el que sacamos a través de la Asociación como típico de la Semana Santa de Valladolid hace seis años, también están muy solicitados”, nos cuenta Rafael Mesonero.

El presidente de la Asociación hace hincapié en ese dulce del penitente del que mañana hablaremos largo y tendido y que se trata de “un palo de petisú con un capirote de chocolate en la parte superior que va decorado con azúcar de colores y relleno de chantilly”, del que el año pasado se vendieron entre “2.000 y 2.500 unidades”.

El objetivo este año pasa por mejorar estos datos aunque, como ya hemos apuntado más arriba, el tiempo se torna en clave para certificarlo. Difícil con los pronósticos de la AEMET que el año sea, en lo que al tiempo se refiere, tan bueno como el pasado, pero habrá que cruzar los dedos.

Buenas previsiones de los confiteros

“Sabemos de años anteriores que en la Semana Santa de Valladolid, haga frío o llueva siempre tenemos turismo porque al final las tallas tan importantes que tenemos son vistas por los turistas o en procesión o en las propias iglesias por lo que los turistas nunca faltan”, asegura Mesonero.

Desde la Asociación de Confiteros de Valladolid son optimistas y obtienen de esa campaña “un beneficio importante” no como en Navidad pero que ayuda a dar un empujón de cara al verano “un periodo malo para el sector” y piden, en lo climatológico “que no haga mucho calor y que no llueva para que la gente salga a la calle”.

“Queremos que venga mucha gente, que haga buena temperatura y que la gente pueda disfrutar de Valladolid ya que aquí hay mucho que ver y las procesiones gozan de mucho rigor y silencio”, sentencia el Rafael Mesonero, en declaraciones a www.noticiacyl.com.

Cambio en la dirección de la Asociación de Confiteros de Valladolid

Mesonero es el nuevo presidente de la Asociación de Confiteros de Valladolid después de ser elegido el pasado martes en Asamblea General y Electoral sustituyendo a un Javier del Caño que acumulaba un total de nueve años al mando de la institución.

El objetivo marcado por la nueva cabeza visible de la institución pasa por continuar con la labor de promoción del sector confitero de la ciudad impulsando campañas como esta de Semana Santa o la próxima del Día del Libro, con ese Dulce Libro que podrá ser degustado y disfrutado el próximo 23 de abril.

Unos días claves para los confiteros y para que vallisoletanos y turistas disfruten de los mejores postres a orillas del Pisuerga con la Semana Santa como telón de fondo.