Región

María José Gutiérrez: "Hoy hay más móviles que cepillos de dientes"

17 marzo, 2018 17:13

Dicen que vivimos en un mundo con excesiva información, otros, por el contrario, son de la opinión de que existe una mala comunicación. Esta semana charlo con María José Gutiérrez (Valladolid, 1973), directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de Telefónica en Territorio Centro (Castilla y León y Castilla-La Mancha) y responsable de comunicación del Centro de Telefónica I+D del Parque Tecnológico de Boecillo, así como de otros proyectos de la compañía (Open Future, Movistar Plus…).

Dentro de su trayectoria profesional destaca el Premio Nacional de Periodismo de la Asociación Española de la Carretera, por su artículo publicado en ABC: ‹‹N-122, tabla de salvación para Soria y Zamora››.

En una sociedad donde la figura del DIRCOM es obligada para las empresas, le pregunto por su labor dentro de la compañía. ‹‹Fundamentalmente se trata de implementar la Política de Comunicación de Telefónica en el ámbito de mi responsabilidad, diseñando y poniendo en marcha los Planes de Comunicación (internos o externos), Social Media etc., necesarios en cada caso. La clave está, por tanto, en la capacidad de adaptar esa Política a la realidad del territorio, porque los mensajes no pueden ser los mismos o, al menos, no se pueden trasladar de la misma manera en una Comunidad que en otra, pues no son iguales los intereses y necesidades de los ciudadanos››.

Escuchando esto, ¿qué es necesario para trabajar en comunicación? ‹‹Hay que tener unas aptitudes: formación, experiencia, conocimiento del sector, de la realidad del negocio en la Comunidad, pero, sobre todo, unas actitudes: flexibilidad -no es un trabajo de oficina o de horarios fijos-, ganas de aprender y de escuchar, pasión y un profundo conocimiento y amor por esta Comunidad. Sólo ofreciendo información de calidad, de interés real para nuestros medios, para nuestra gente, con respeto y voluntad de servicio, estaremos haciendo bien nuestro trabajo››.

Hay empresas que, a día de hoy, aún no cuentan con un Director de Comunicación… ‹‹Yo creo que en las grandes empresas esa cuestión está ya superada. De hecho, los DIRCOM ocupan cada vez más puestos en los Consejos de Dirección y los Consejos ejecutivos de las empresas. Quizá el trabajo ahora sea lograr trasladar ese convencimiento a las empresas más pequeñas, donde los recursos son más limitados y un departamento de Comunicación puede parecer prescindible››.

Entiendo… pero qué propone para convencer a ese empresario: ‹‹es fundamental que el empresario considere que la Comunicación no es un gasto, sino una inversión. Un buen trabajo de comunicación a lo largo del tiempo y una buena reputación ahorran muchos millones de euros en situaciones de crisis, incluso puede ser la clave para salvar tu empresa››.

Saúl N. Amado.

Como en todas las disciplinas, aunque en la comunicación con mayor intensidad, si cabe, la digitalización se nota y está cada vez más presente. ‹‹La revolución digital, la más profunda de la historia de la humanidad, lo ha cambiado todo; nuestra forma de trabajar, de divertirnos, de relacionarnos, nuestra vida. La vida digital es la vida y la tecnología forma ya parte esencial del ser humano. Todo pasa en Internet en minutos e, incluso, en segundos…››. Aunque la vida no es solo digital… ‹‹Desde luego que no, aunque hoy hay más móviles que cepillos de dientes››. ‹‹Hace diecisiete años llegaba pronto por la mañana a la oficina y empezaba a trabajar. Ahora no hay mañana que valga, hay que estar 24 horas al día conectado y cuando llegas al despacho ya has hecho el 50% de la tarea de la mañana: titulares vistos, mensajes enviados y recibidos, cambiar dos reuniones, quedar a comer, tuitear... Todo eso sin haber salido de casa o del coche››.

Antes de despedirnos, María José comenta que ‹‹hay que adaptarse a los nuevos canales y vivir atento a las redes sociales, utilizarlas para recopilar noticias, descubrir cosas, contactar con la gente, detectar tendencias y distribuir información de forma rápida y gratuita. Pero no hay que olvidar el poder de los medios tradicionales››.