Región

¿Por qué la juventud es más violenta?

13 marzo, 2018 08:07

El preocupante aumento de las peleas y agresiones en Salamanca este año, siguiendo la tónica del anterior, lleva inevitablemente a una pregunta: ¿Por qué la juventud es más violenta? Y es que no sólo las estadísticas de emergencias lo demuestran, también la percepción de los propios jóvenes.

Un estudio de la Fundación Pfizer muestra que tres de cada cuatro (74%) creen que los comportamientos violentos son habituales en la sociedad actual. El abuso de alcohol y/o drogas y haber padecido comportamientos violentos parecen ser las principales causas que pueden influir en la agresividad juvenil. La mitad de los encuestados llegan a justificar la violencia en determinados momentos, sobre todo en defensa propia o de un familiar, o en casos extremos, principalmente.

"La violencia está en la sociedad, es parte consustancial al hombre. Para vivir en la selva social, todos necesitamos una dosis mínima y controlada de agresividad, de violencia. Son armas que nos protegen en la selva. Esa dosis nos hace marcar nuestra propia libertad personal, y ciertos límites que necesitamos como si marcáramos nuestro territorio personal y psicológico, tanto en nuestro trabajo, como en nuestro entorno", afirma el psicólogo Emilio Garrido-Landívar.

Ahora bien, "esto no quiere decir que todos seamos tan violentos que lleguemos a matar, no; pero todos necesitamos un nivel de violencia y agresividad, necesarios y con control para hacer frente a muchas situaciones de la vida diaria". Pero, "la familia ha cambiado, y mucho, hemos cambiado de escala de valores, lo que antes nos servía a nosotros, hoy no sirve a nuestros hijos y a nuestros jóvenes, o no hemos sabido transmitirlos como debíamos para que ellos los abrazaran como dones de valor indiscutible… Han cambiado las formas, nuestros hijos utilizan otras, pero creo que son otras, distintas pero otras".

Según Emilio Garrido-Landívar, "algunas razones podemos analizarlas con cierta sencillez, pero que son complejas y difíciles que resumir en estas páginas que nos marca la propia revista. El individualismo, que es una cualidad inherente al modelo socioeconómico y que se opone a la comunidad de intereses y de responsabilidades podría ser una causa de esa agresividad que parece que avanza. Este individualismo que es contrario a la solidaridad como bien común".

Este experto en Psicología también alude a la competitividad, "motor de la economía neoliberal y del medro social, y valor contrapuesto al ejercicio de la asistencia y ayuda al desarrollo del menesteroso. Cuánto nos cuesta aceptar al diferente, al emigrante, al de distinta etnia, y al que comulga con otras ideas… Nos dan miedo, es una competencia, en la que por esa competitividad, no nos sentimos seguros y nos embargan pensamientos de rechazo, de huída, agresivos, a veces violentos y los tratamos de justificar con entresijos de todo orden y racionalmente".

Finalmente, estaría el hedonismo, "la necesidad en la vida de buscar como primer objetivo el placer en sus infinitas manifestaciones, que no deja de ser otra forma de individualismo refinado y nos hace valorar lo inmediato, el premio fácil, sin esfuerzo y sin constancia ni disciplina en las cosas del día a día. Hemos instaurado sin darnos cuenta la cultura del mínimo esfuerzo, no vale la pena sacrificarse, se vive un día y hay que vivirlo a tope y bien, a pesar del daño que me puedo hacer con los paraísos artificiales, que es una forma de placer que me agrede más de la cuenta".

PAra Emilio Garrido-Landívar, "son tres patas importantes en nuestra sociedad cambiante, a veces compleja y llena de dudas…; pero es mucho mejor que las sociedades en las que nuestros congéneres han vivido en otras épocas. Lo importante sería plantear sistemas educativos y sanitarios que refuercen valores que son universales: La honradez, la perseverancia, la sinceridad, la solidaridad, el sacrificio y el ayudar a los demás, por lo menos al más débil, al distinto, al que sufre… Este sería un complejo esquema para caminar sobre terrenos firmes en la formación de cada uno de nosotros desde la familia, la escuela, la salud y la sociedad".