Región

El Ministerio logra dividir a policías y guardias civiles

8 marzo, 2018 07:06

Los sindicatos mayoritarios de la Policía Nacional y la Guardia Civil han decidido aceptar la propuesta del Gobierno sobre la equiparación salarial con los Mossos y la Ertzaintza, lo que ha provocado el malestar de otras agrupaciones de agente, sobre todo el sindicato unificado Jusapol, que carga duramente contra sus compañeros y continúa adelante con sus manifestaciones, como la multitudinaria que tuvo lugar en Salamanca el pasado 16 de febrero.

El Gobierno propone subidas en el complemento general y en la productividad, pero a juicio de Jusapol “son arbitrarias y discrecionales, luego se deduce que es falso el incremento de 720 euros por guardia civil, ya que unos cobrarán 900 euros y otros 420 a criterio del jefe”. Y, aunque todos cobraran por igual, los agentes de Policía Local podrán en breve jubilarse a los sesenta años sin pérdida de poder adquisitivo “y acto seguido irán los mossos y los ertzainas”, con lo cual seguirá vigente la discriminación salarial.

Además, explica que el Gobierno toma como base del suelo de un mosso 34.402 euros, de un policía 30.123 y de un guardia civil 28.238, pero estos datos están manipulados. Así, el salario de un mosso está tomado nada más salir de la academia, mientras que el de policías y guardias con tres décadas de antigüedad, para así minimizar la brecha salarial. Pero un guardia civil que sale de la academia sin horas cobra unos 24.000 euros anuales aproximadamente, mientras que un policía nacional cobra unos 25.000 euros. “Las cifras no mienten. Vamos a luchar hasta conseguir una equiparación verdadera y real”, añade Jusapol.