Región

La Junta destina 50.000 euros a la contratación de preparadores laborales

3 marzo, 2018 15:29

La Consejería de Empleo ha convocado ayudas por valor de 50.000 euros para subvencionar los costes laborales y de seguridad social de la contratación de trabajadores para apoyar a trabajadores con discapacidad que trabajen en empresas ordinarias.

La cuantía de las ayudas se establece en función del número de trabajadores, con el tipo de discapacidad y el grado de minusvalía de los destinatarios del apoyo de los profesionales contratados, informa la Junta a través de un comunicado remitido a Europa Press.

De esta forma hay tres niveles de ayuda. Una de 6.600 euros anuales por cada trabajador con parálisis cerebral, con enfermedad mental o con discapacidad intelectual, con un grado de minusvalía reconocido igual o superior al 65 %. Otra de 4.000 euros anuales por cada trabajador con un grado de minusvalía reconocido igual o superior al 33 % e inferior al 65 % y finalmente, 2.500 euros anuales por cada trabajador con discapacidad física o sensorial con un grado de minusvalía reconocido igual o superior al 65%, o personas sordas y con discapacidad auditiva reconocida igual o superior al 33%.

Las subvenciones se reducirán proporcionalmente según la duración del contrato y la duración de la jornada del trabajador con discapacidad. Por otra parte la contratación del trabajador con discapacidad tiene que haberse realizado entre el 1 de julio de 2017 y el 30 de junio de 2018 y las solicitudes se pueden presentar hasta el 16 de septiembre de 2018, detalla la Junta.

Beneficiarios 

Las ayudas están dirigidas a asociaciones, fundaciones y otras entidades sin ánimo de lucro que suscriban un convenio de colaboración con la empresa que va a contratar a los trabajadores con discapacidad a los que se les va a prestar el empleo con apoyo

También se pueden beneficiar de estas subvenciones los centros especiales de empleo calificados e inscritos en el registro, que suscriban un convenio de colaboración con la empresa que va a contratar a trabajadores con discapacidad procedentes de la plantilla del mismo centro o de otros centros especiales de empleo.

Asimismo las empresas del mercado ordinario de trabajo, incluidos los trabajadores autónomos, que contraten a los trabajadores con discapacidad beneficiarios de dichas acciones siempre que cuenten en su plantilla con preparadores laborales especializados, concluye el comunicado.