Región

El Ayuntamiento aprueba, en contra del PP, el presupuesto de 2018

14 febrero, 2018 12:53

El Pleno extraordinario del Ayuntamiento de Zamora celebrado esta mañana ha aprobado definitivamente el presupuesto municipal para 2018, con 15 votos a favor correspondientes al equipo de Gobierno, Ciudadanos y la concejala no adscrita, y el rechazo de los 10 concejales populares.

En este sentido, el portavoz popular, José Luis González Prada, ha hecho hincapié en que es un presupuesto “poco ambicioso, triste, que no da respuesta a las necesidades de la ciudad, no es inversor y no rebaja la carga fiscal”, si bien el debate se ha centrado en las alegaciones de algunos funcionarios ante la modificación de algunos puestos de trabajo.

A este respecto, los populares han señalado que el equipo de Gobierno se comprometió a evaluar el personal desde una nueva Relación de Puestos de Trabajo y ha incumplido, considerando la gestión del personal como “no adecuada”, con un criterio “arbitrario” ante las alegaciones de que a unos funcionarios les suban el sueldo y a otros no.

Por su parte, la concejala de Personal, Laura Rivera, ha destacado que todas las alegaciones son legítimas pero el equipo de Gobierno defiende que “a igual trabajo igual salario” por lo que han decidido equiparar los puestos que estaban discriminados. Incidiendo en que “respetamos los derechos laborales de todos los empleados públicos y estamos dando respuesta a las alegaciones”, mientras que ha confirmado que es necesario hacer una nueva Relación de Puestos de Trabajo.

Tras el Pleno, el alcalde de Zamora, Francisco Guarido, ha añadido que “se ha actuado con racionalidad y equidad” y esto es complementario con hacer una nueva Relación de Puestos de Trabajo, haciendo restituido los derechos que se quitaron a los funcionarios con el Plan de Ajuste.

Como se recordará el Presupuesto Municipal para 2018 asciende a un total de 57.361.837,20 euros, de los cuales 4,5 millones se destinarán directamente a inversiones, a los que habrá que sumar las inversiones sostenibles con cargo a la liquidación del ejercicio actual, lo que previsiblemente duplicará al menos esa cifra, y 4.750.000 euros se destinarán a gastos sociales. La mayor cuantía del gasto corresponderá al mantenimiento de bienes corrientes y servicios, con 27.986.000 euros destinados a este fin, seguido de los gastos de personal que ascienden a 20.827.000 euros.