Región

La venta de tabaco retrocede una década

11 febrero, 2018 08:12

El fumar se va a acabar. Al menos así se lo propuso el Gobierno socialista a finales del año 2005 con la aprobación de una ley antitabaco que prohibía fumar en determinados espacios públicos y lugares de trabajo. Con el paso del tiempo, los datos de venta de tabaco van en esa dirección.

Según los últimos datos publicados por el Comisionado para el Mercado de Tabacos, actualizados hasta el 31 de diciembre y que por tanto permiten hacer balance del año 2017, la venta registró el mayor descenso de su historia, como ya se publicó días atrás. Analizando la evolución durante los últimos quince años, las estadísticas regresan al año 2007, rompiendo dos ejercicios al alza, como puede apreciarse en el gráfico adjunto.

Con este panorama no es de extrañar que el vending tabaco se haya visto perjudicado, según denuncia la patronal del sector. Siendo un canal de distribución se ha notado en la recaudación media de las máquinas y también en la venta de máquinas nuevas entre los principales fabricantes españoles. Y es que el año pasado se comercializaron cuatro mil cigarrillos menos de media cada día en la provincia de Salamanca.

Las máquinas han desaparecido al mismo ritmo que han cerrado muchos de los establecimientos en los que estaban instaladas, pero también empujadas por la pérdida paulatina de recaudación y el adiós definitivo a los ingresos que aseguraban las tabaqueras por la compra de información de ventas, un dinero que acordaron ahorrarse para hacer frente también a ese descenso en el consumo o más bien en la compra.