Región

Cristina, la reina de las matemáticas

1 febrero, 2018 15:27

Cristina Pamparacuatro Molina, alumna del centro Kumon Valladolid – Parque Alameda se ha convertido en la primera vallisoletana en completar el programa de Kumon Matemáticas. Cristina acude al centro desde los 11 años. Ahora, con 15, ha sido la primera alumna en la ciudad en concluir uno de los programas de Kumon y puede trabajar con parábolas e hipérbolas mediante el cálculo de lugares geométricos o resolver ecuaciones diferenciales.

Cristina, que ahora estudia 4º de la ESO, nos cuenta cuáles han sido los aspectos más importantes para alcanzar este objetivo: «Tenemos que confiar en nosotros. Con esfuerzo y constancia todo se puede conseguir», comenta. Le gusta el cálculo mental y resolver ecuaciones y le gustaría trabajar en algo relacionado con la economía: «Mi experiencia en Kumon, claro que me va a ayudar, sobre todo el tema de la estadística. Además, Kumon me ha ayudado en la concentración y en hacer ejercicios en poco tiempo», añade.

Su profesora, Virginia Vicente, destaca las cualidades de Cristina. «Desde el primer momento tuvo muy buena actitud y juntas hemos ido superando todos los baches que hemos ido encontrando por el camino. La constancia y el esfuerzo diario, unido a la capacidad que con los años ha sabido entrenar y sacar su máximo potencial, son clave en la consecución de su objetivo».

Virginia destaca también la importancia de la implicación de la familia en la consecución de los objetivos: «La comunicación siempre es la clave del éxito, hacerles saber que remamos todos en la misma dirección», concluye.

Niños competentes y autodidactas

La individualización en el aprendizaje, el autodidactismo, un poco de trabajo todos los días o aprender de los errores y de los ejemplos del material didáctico son algunos de los principios pedagógicos de este método en el que el papel del profesor y las familias es fundamental. Entre estos valores es destacable el del autodidactismo, que permite al alumno desarrollar la  confianza y las capacidades suficientes como para enfrentarse a cualquier materia o estudio con motivación y perspectiva de éxito a lo largo de toda su vida.

El buen desempeño de las matemáticas y lectura repercute directamente en el resto de materias escolares, por lo que trabajar con Kumon se notará de manera positiva en las notas de todas las asignaturas, pero también en la predisposición positiva del niño hacia las tareas y el aprendizaje.