Región

Comunicación y personas, claves para gestionar la prevención de las organizaciones

20 septiembre, 2017 18:30

La importancia de la comunicación y lo relevante que es contar con planes para la comunicación interna y externa se han convertido en herramientas clave para la mejora de la gestión en la prevención de riesgos laborales, tal y como expusieron este miércoles en Valladolid los expertos que participaron en el 4º Congreso de Prevención de Riesgos Laborales, organizado por la Asociación Española para la Calidad (AEC).

El encuentro, que se celebró bajo el lema ‘Comunica y activa la prevenciON’, fue inaugurado por el consejero de Empleo de la Junta de Castilla y León, Carlos Javier Fernández Carriedo y el presidente de la AEC, Miguel Udaondo.

Udaondo destacó que “este congreso permite conocer y compartir los retos, aspectos y realidades que afectan y afectarán a este sector en el futuro. Así como las nuevas necesidades y temas que están surgiendo en la gestión de la cultura preventiva que evolucionan de manera vertiginosa”.

A continuación el presidente de la Comunidad AEC PRL y director del Servicio de Prevención y Gestión Asistencial en Iberdrola, Antonio Moreno, explicó las actividades que lleva a cabo la Comunidad AEC PRL. Se trata de un foro de trabajo multidisciplinar, sectorial y transversal de personas y empresas, que trabajan para la promoción de la cultura y prácticas en materia de prevención de riesgos laborales y gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo en las organizaciones.

En su intervención, Miguel Udaondo aseguró que la prevención de riesgos laborales “debe estar hoy plenamente integrada en las actividades que desarrollan las empresas del país, incluidas las pymes”. Y añadió que “la actividad preventiva es uno de los pilares fundamentales de la gestión empresarial”.

El consejero de Empleo, Carlos Javier Fernández Carriedo, ha destacado que el V Acuerdo de Prevención de Riesgos Laborales de Castilla y León 2016-2020, consensuado en el Dialogo Social, con los agentes económicos y sociales, tiene como prioridad la reducción de la siniestralidad laboral, y conseguir la máxima coordinación en las diferentes actuaciones y programas de prevención. Para ello hay que avanzar hacia la siniestralidad cero; fomentar la cultura preventiva; establecer la prevención del riesgo laboral como distintivo de excelencia y calidad; incrementar la eficacia en la prevención; y avanzar en la gestión del envejecimiento de los trabajadores y los nuevos riesgos emergentes. Para ello la Junta de Castilla y León tiene un firme compromiso con la inversión en seguridad y salud laboral aumentando cada año el esfuerzo presupuestario. En 2017 se destinan más de 5,6 millones de euros para impulsar medidas de prevención.

Durante el congreso, que contó con el apoyo como ‘partners’ de Iberdrola y Prevenges Consultores, un centenar de participantes tuvieron la oportunidad de descubrir cómo las personas cobran cada vez una mayor relevancia, siendo los aspectos emocionales, los riesgos psicosociales, el bienestar laboral o la felicidad de los trabajadores algunos de los conceptos a tener en cuenta también en el marco de la prevención de riesgos.

Para hablar de prevención, comunicación y personas se programaron dos mesas redondas en las que participaron expertos de diferentes organizaciones como la Junta de Castilla y León, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el INSHT, Iberdrola, Renault España, Radio Televisión de Castilla y León e Ibermutuamur.