Región

Castilla y León recibirá 8,6 millones para políticas activas de empleo

18 septiembre, 2017 18:08

Castilla y León recibirá 8,6 millones de euros adicionales del Estado para políticas activas de empleo durante el presente año, según ha informado el consejero de Empleo de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, tras asistir a la LXVI conferencia sectorial extraordinaria de Empleo y Asuntos Laborales entre el Gobierno y las CCAA.

Fernández Carriedo ha avanzado que esta cuantía se sumara a lo ya presupuestado en esta materia en la Comunidad, con lo que es un "avance fundamental" para "reforzar" las políticas activas y mejorar las cifras de empleo, ya que, como ha detallado, la tasa de paro del 14 por ciento en la Comunidad, aunque está cuatro puntos por debajo de la media nacional, sigue siendo "preocupante".

Por otra parte, el consejero de Empleo ha saludado que finalmente se haya cerrado un acuerdo para prórrogas el Plan Prepara, ya que se trata de un programa que beneficia a miles de personas. "Con este plan se da seguridad a muchas personas que siguen en el paro para que, cuando finalicen sus prestaciones, tengan una ayuda para permitir ingresos en sus hogares", ha aseverado Fernández Carriedo.

En concreto, la prórroga del Plan Prepara será hasta el 30 de abril de 2018, con carácter retroactivo desde el pasado 15 de agosto, cuando expiró la anterior prórroga, para ello todas las comunidades han acordado con Empleo la cesión de competencias, respetando no obstante la sentencia del Tribunal Constitucional, que cuestionaba la distribución de competencias, ya que el plan estaba gestionado por el Servicio Público de Empleo (SEPE) en lugar de por las comunidades autónomas.

De esta forma, el Gobierno aprobará la prórroga del Plan Prepara hasta el 30 de abril de 2018 tras haber acordado la cesión de competencias con las CC.AA., por lo que se mantiene la gestión sin desobedecer la sentencia del TC.

Este plan, que contempla una ayuda de 400 euros mensuales (450 euros para quienes tengan responsabilidades familiares), se prorroga de forma automática cada seis meses en caso de que la tasa de paro supere el 18 por ciento. Como la tasa de desempleo del cuarto trimestre de 2016 se situó en el 18,6 por ciento, la vigencia de este plan se había ampliado otro medio año, hasta el 15 de agosto de 2017, cuando expiró el plan y no se renovó por la falta de acuerdo entre sindicatos y patronal, hasta que finalmente se ha alcanzado un acuerdo por unanimidad con todas las CC.AA.

La prórroga del plan tendrá lugar hasta la renovación de los sistemas de protección, en los que el Gobierno junto con interlocutores sociales trabajan ya, con el objetivo de unificar los diferentes planes de ayuda (PAE, Prepara, RAI), adecuarlos a la sentencia del Tribunal Constitucional y mejorar el índice de inserción laboral.