Región

Unidades de ictus con atención diaria para León, Burgos y Salamana

17 agosto, 2017 15:23

Sacyl trabaja para poner en marcha unidades de ictus con atención 24 horas todos los días del año en los hospitales de León, Burgos y Salamanca, de forma que se coordine y se homogeneice la atención de las personas que sufren esta patología.

Así lo ha afirmado el gerente regional de Salud, Rafael López, quien ha visitado la renovada Unidad de Ictus del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, que ha recordado que actualmente es la única que cuenta con atención 24-7-365 (24 horas los siete días de la semana durante todo el año).

López ha calificado de "variopinta" la situación de la atención de esta patología en la Comunidad, por lo que se trata de "homogeneizar", dado que hay cuatro hospitales con unidad (Valladolid, León, Burgos y Salamanca) y están conectados al programa 'Teleictus' con el Clínico de Valladolid los de Ávila, Medina del Campo, Segovia y Palencia, y pendiente de hacerlo el de Zamora. Por su parte, el de El Bierzo se coordinará con el Hospital de León.

El gerente de Salud ha destacado que el ictus representa un problema sociosanitario de primera magnitud, dado que las enfermedades cerebrovasculares suponen la tercera causa de mortalidad en España -la primera, en la mujer- y en Castilla y León, comunidad en la que la incidencia anual de ictus es de 150-200 casos por cada 100.000 habitantes y año.

De la misma forma, ha incidido en que además de constituir una de las principales causas de mortalidad, el ictus es la primera causa de discapacidad en el adulto, la segunda causa de demencia y la segunda causa de epilepsia. Si se tiene en cuenta que hay una incidencia de 250 casos por 100.000 habitantes y año se pueden esperar unos 6.000 casos nuevos de ictus al año en Castilla y León. De ellos, el 15 por ciento aproximadamente serán ictus hemorrágicos y el 85 por ciento restante ictus isquémicos.

Actualmente, ha agregado el gerente, se trabaja en la revisión del 'Código Ictus' para mejorar la tasa de activaciones y el número de pacientes que reciben fibrinólisis en tiempo adecuado, así como actualizar el 'Proceso Asistencial al Ictus Agudo' y mejorar el acceso al tratamiento intervencionista neurovascular.

A tal efecto, se ha constituido un grupo de trabajo de ictus, integrado por los especialistas y profesionales que intervienen en toda la cadena asistencial al ictus, con el fin de poner en marcha un Plan de Actuación para la Reperfusión del Ictus en Castilla y León.

Los objetivos fundamentales que se persiguen son elaborar un proceso asistencial que incluya a todos los profesionales sanitarios implicados y un protocolo asistencial único para toda la Comunidad, que pueda posteriormente adaptarse a las características estructurales y asistenciales de cada centro.

En este protocolo asistencial se potenciarán los nuevos procedimientos terapéuticos neurointervencionistas avalados por la literatura científica (tratamiento endovascular con endoprótesis). Como novedad, se establecerá la figura del responsable de asistencia al ictus en todos los centros asistenciales.