Región

CCOO denuncia la situación "insostenible" de la residencia Bellavista de Babilafuente

9 agosto, 2017 13:42

El pasado lunes, los trabajadores, después de que despidieran a una compañera por exigir sus derechos, hartos de la precaria situación laboral y las condiciones deficitarias en las que se encuentran los Residentes de la Residencia Bellavista de Babilafuente, iniciaron una protesta pública, firmando una carta dirigida al Ayuntamiento de Babilafuente solicitando que inste a la empresa que tiene la concesión pública para la gestión y explotación, a que cumpla con la legislación laboral y dote a la Residencia de las condiciones adecuadas para dar el servicio correcto a los residentes. Todo esto ha supuesto el despido de una trabajadora porque creía que era la que daba a firmar a los residentes el escrito, la dimisión de la directora de la Residencia que ya no soportaba la presión del Gerente, y se temen aún más represalias.

Fuertes quejas de los residentes respecto a su situación y la comida

Hoy, en la puerta varios residentes han relatado que "están muy descontentos con el servicio que se les presta". Se quejan de la comida que "es poco variada, que no tienen las dietas adecuadas a sus patologías, que en la cocina no tienen materias para poder trabajar una alimentación más variada y apropiada para ellos. Uno de los residentes nos dijo que el Gerente, que tiene  allí mismo en Babilafuente una granja porcina, “mata un cerdo y es la carne que se les sirve a ellos. Otro nos dice “que es verdad y que viene la carne en bolsas negras de basura”. También se quejaban de no tener personal de mantenimiento y que tienen los enchufes de las habitaciones estropeados con riesgo de cortocircuito. Los sumideros de los baños no tragan por lo que se hacen balsas de agua con riesgo de caídas. Se quejan de que hay muy poco personal para atenderlos, que les da pena ver a las trabajadoras sudando para poder atenderlos a todos,  y ni así llegan, que creen que se necesita más personal. Denuncian que tenían que tener el 20% de las plazas para los ancianos del pueblo con un descuento del 30% en el precio pero que no es así. Muchos residentes se van por el mal servicio de dicha residencia, todo ello según la nota de CCOO.

Los trabajadores ya no pueden seguir en esta situación, cobrando menos que lo estipulado en el Convenio, trabajando más horas sin ser remuneradas y siendo despedidos si exigen sus derechos. Tienen falseadas las planillas de trabajo, obligándoles a firmar unas planillas que no son las que ellos realmente hacen ni con el personal que en ellas se refleja, para así evitar que la inspección sancione a la Empresa.

El empresario Rafael de la Torre Fraile, que obtuvo la concesión pública para gestionar la Residencia, tiene también otra en Castellanos de Moriscos, donde los trabajadores se quejan de estar en la misma situación que los de Bellavista en Babilafuente.

Desde CCOO solicitan que "se tomen las medidas oportunas por parte del Ayuntamiento y denunciaremos ante Inspección de Trabajo y en Servicios Sociales para que investiguen todos estos hechos y les hagan cumplir con el Convenio y con el Decreto 14/2017 de la Junta de Castilla y León de autorización y funcionamiento de los Centros de carácter social para la atención de las personas mayores".