Región

Empate, y gracias, para el Real Valladolid (1-1)

26 febrero, 2017 20:58

Empate para el Real Valladolid ante el Lugo (1-1) en un encuentro en el que se adelantaron los visitantes por obra de Joselu y que De Tomás niveló a los seis minutos. Un punto que en realidad sabe a algo más después de la mala segunda parte de un equipo que estuvo desconectado gran parte del partido.

Los primeros compases del partido fueron de dominio alterno para ambos conjuntos, con el Lugo dándole más sentido al esférico en jugadas más largas. El Valladolid, que repitió la alienación de Murcia, basaba sus ataques en el flanco izquierdo, donde Jose se dejaba caer con frecuencia y Balbi se animaba a llegar hasta línea de fondo.

No obstante, el Lugo fue el que golpeó primero con un gol de Joselu a servicio de Iriome en el minuto 13. El goleador del equipo lucense recibió un centro medido desde la banda derecha que consiguió rematar a placer en el segundo palo de un Pau Torres que nada pudo hacer ante el remate desde el área pequeña.

El gol no desanimó a la grada, que transmitió ánimos a los jugadores ante el golpe bajo a las primeras de cambio. Los de Herrera no se desconectaron del partido y tuvieron un primer acercamiento con un remate de Jose que no vio puerta al llegar muy escorado.

La igualada llegó de los pies de uno de los hombres más en forma del equipo pucelano. Raúl de Tomás remató con rabia y potencia un buen servicio raso de Balbi desde la banda izquierda. El ‘47’ del Real Valladolid recibió el esférico en el primer palo y remató cruzado con potencia, lo que imposibilitó la estirada de José Juan. Habían pasado solo seis minutos desde el gol en contra, pero los locales se repusieron a tiempo de besar la lona a las primeras de cambio.

El empate volvió a dejar todo en su sitio sobre el terreno de juego, con las fuerzas igualadas pero un Real Valladolid muy dañino por la banda izquierda y con buenos apoyos por el centro. Un cabezazo desviado de Michel y otra buena jugada en la que Jose dejó el esférico franco para el mediapunta valenciano, pero su control fue defectuoso cuando ya encaraba al portero del Lugo. Campillo también tuvo un disparo centrado que atajó sin problema Pau Torres.

La segunda mitad comenzó con el Lugo acechando la portería de Pau Torres. Primero con un cabezazo de Guitián que a punto estuvo de colarse ante la salida del portero del Real Valladolid. En el saque de esquina posterior Igansi Miquel estuvo cerca de hacer el segundo en una jugada embarullada que terminó despejando la zaga albivioleta.

Los de Luis César se plantaron sobre el césped de Zorrilla con las líneas más adelantadas para intentar sorprender a los locales, que vieron cómo rondaban su área con peligro. Herrera decidió mover el banco y dio entrada a Villar, que tuvo una ocasión clara en el 61 con un disparo desde la derecha que rechazó José Juan a córner.

El equipo pucelano estaba mostrando grandes dificultades para salir con el esférico en situaciones ventajosas desde atrás. La construcción del juego era casi nula, con la medular muy bien tapada en la salida. Además, Michel no tenía su día y no bastaba con un voluntarioso Jordán. Para intentar darle más consistencia al mediocampo y mejorar la circulación, Paco Herrera dio entrada a Álex López en detrimento de Leao.

A pesar de los intentos, el Valladolid no carburaba en la segunda mitad, con numerosos fallos en la entrega y sin conexión entre líneas, por lo que el Lugo fue ganando terreno ante la aparente pasividad del conjunto pucelano. Iriome la tuvo con un remate en semifallo tras un saque de esquina, pero lo cierto es que las oportunidades para ambos bandos eran escasas.

L a producción ofensiva de los albivioletas se basaba en balones largos a la espalda de la defensa y en contras rápidas. Así llegó una jugada en la que Mata, que entró por Jose, ganó el carril izquierdo y se adentró en el área, pero su centro a Villar, que estaba para rematar en el segundo palo, fue defectuoso.

Una clara que sí tuvo Joselu tras una pérdida de Michel en el centro del campo. El goleador del Lugo recorrió veinte metros y disparo raso y cruzado desde fuera del área, pero el esférico se marchó cruzado. Pero no se quedaron ahí las oportunidades para los visitantes. A tres minutos del final, Campillo remató muy picado un centro desde la derecha en una jugada que había dejado en evidencia la basculación defensiva del Real Valladolid, sobrepasado por las llegadas desde la segunda línea.

El partido acabó en empate a pesar de que Villar tuvo la última en el descuento con un cabezazo tras saque de falta de Jordán.

Un punto que sabe a más después de la mala segunda parte del Real Valladolid, que se queda con 39 puntos fuera de los puestos que dan acceso a jugar la liga de ascenso.