Región

Hacia una integración del ferrocarril sin soterramiento

14 febrero, 2017 20:34

Valladolid se encamina hacia una integración del ferrocarril sin soterramiento, una de las propuestas planteadas por Adif y en la que han trabajado este martes en Madrid los responsables municipales con las entidades del Grupo Fomento, Adif y Renfe. Esta opción es la más factible en el contexto actual, como ha apuntado el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Manuel Saravia, ya que el Administrador ferroviario "ha decidido" que dejar la estación en superficie "no es negociable".

El edil vallisoletano ha participado este martes, junto al alcalde, Óscar Puente, y el concejal de Economía y Hacienda, Antonio Gato, en una reunión con los directivos de Adif --entre ellos, su presidente, Juan Bravo-- y Renfe en Madrid en la que se avanzado sobre las alternativas planteadas la pasada semana para evitar la liquidación o el concurso de acreedores de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad (SVAV).

De las dos opciones que puso sobre la mesa el Administrador ferroviario --un soterramiento parcial de un kilómetro a cada lado de la estación, que quedaría en superficie, o una integración sin túnel--, Saravia ha reconocido que, tal y como apunto este lunes el primer edil, el trabajo se centra ya en la segunda, ya que Adif "ha decidido que no es negociable" mantener la estación en superficie, lo que "casi imposibilita el desarrollo de un soterramiento".

En la reunión de este martes se ha avanzado en el acuerdo que se puede alcanzar el próximo jueves en la Junta General de Accionistas de la SVAV, en el que, para que se garantice el mantenimiento de esta entidad, y, como ha puntualizado el concejal Antonio Gato, plasmar las cuestiones necesarias para evitar la liquidación "con la concreción que es posible en este momento".

Además, se instará a cada una de las administraciones a tomen las decisiones necesarias, al tiempo que se planteará un "paso importante" como sería la modificación del convenio de gestión, acordado en los inicios de la Sociedad en 2002, ya que como han recordado estaba diseñado para el soterramiento y "todo pivotaba en torno a la venta de suelos". Este convenio sería objeto de trabajo ya en otra reunión posterior a la Junta General de este jueves.

"Se puede llegar a un acuerdo, pero no está cerrado, ni muchísimo menos", ha afirmado Manuel Saravia, que ha precisado que queda concretar diversos matices, sobre todo en lo relativo a las aportaciones económicas y a qué se dedicarán los 72,2 millones de euros que debería desembolsar el Consistorio de acuerdo con los planteamientos de Adif. "Queremos tener claro cuánto cuesta la actuación en la estación o cuánto cuesta el pasillo ferroviario", ha precisado el también teniente de alcalde.

El Ayuntamiento de Valladolid también estudia con el interventor municipal la viabilidad económica del proyecto, para comprobar su incidencia en los criterios de estabilidad económico-financiera, o la consideración de las aportaciones necesarias, para definir si computarían en el techo de gasto, si son adicionales a la inversión o si habría que detraerlas de la inversión recogida en el Presupuesto municipal. Estas cuestiones, según Gato, podrían estar "claras" este jueves.

Permeabilidad de norte a sur

La actuación, como ha recordado Manuel Saravia, tratará de "conseguir una buena permeabilidad" en la zona norte, desde el apeadero de la Universidad, y en el sur, desde Covaresa, pero también en la zona de la estación Campo Grande, donde ha apuntado que Adif prevé realizar también una actuación de remodelación y el Ayuntamiento plantea una "conexión fácil" entre la acera de Recoletos y el barrio de Las Delicias.

Manuel Saravia no ha querido precisar el número de pasos inferiores o superiores que se plantean para mejorar esa permeabilidad, pero ha recalcado que se han citado "puntos determinantes y críticos", como la calle Labradores, que "debe resolverle", así como otros que han planteado el Ayuntamiento y Adif. Hemos hablado de la posibilidad de que el corredor ferroviario se reduzca al mínimo...

Los representantes municipales, según Saravia, han calificado la reunión de "satisfactoria", pues querían tener más información concreta de lo que plantea Adif para la integración en superficie y, tras ella, consideran que tienen "un dibujo mucho más claro de lo que se plantea, de la forma que se puede actuar y cuestiones que se pueden convenir entre una y otra administración".

El concejal ha añadido que también ven importante el orden de las actuaciones que se realicen de acuerdo con el proyecto, al tiempo que ha recalcado que el papel del Ayuntamiento será "determinante", pues deberá definir todo lo relativo al "ámbito de la ciudad".

En cuanto a las cifras económicas, el concejal de Hacienda y Promoción Económica ha apuntado que querían que se aclarasen cuestiones relativas al volumen de inversión dentro de la opción de integración sin soterramiento, qué actuaciones corresponden al Ayuntamiento, cuáles al Grupo fomento, pues el Ayuntamiento necesita "tener un equilibrio entre aportaciones que en el borrador se apuntan y las actuaciones que habrá que hacer".

“Duda” sobre los tiempos

También ha planteado Gato una "duda" sobre los tiempos de ejecución, pues ha advertido de que la culminación de la variante de mercancías en la zona Este "no interfiere en actuaciones de permeabilidad en alguna de las zonas de la ciudad".

En cuanto a la deuda, Antonio Gato ha recordado que el planteamiento de Fomento es liquidar la deuda en cualquier caso y, si se acuerda el proyecto de integración y se evita la liquidación de la SVAV, su deuda pase a ser con el Ministerio de Fomento. "Los bancos dejarían de ser acreedor y pasaría a serlo el Grupo Fomento, que recuperaría los 400 millones con la venta de terrenos que se planifica en la operación", ha detallado el concejal.

En todo caso, ha matizado que se debe concretar también "cómo queda el Ayuntamiento en relación a la deuda" de la Sociedad, aunque si se acuerda el proyecto de integración considera que no tendría que realizar más aportaciones que las que se fijen para inversión. Las cantidades que se adeudarían a Fomento se recuperarían de la venta de terrenos y, cuando recupere las cantidades, el Ayuntamiento y la Junta también podrían recuperar sus aportaciones con el dinero que se obtenga de las enajenaciones.

El equipo de Gobierno se ha comprometido a llevar la documentación relativa a estas alternativas del proyecto a la reunión de la Comisión de seguimiento de la operación ferroviaria del Ayuntamiento de Valladolid, prevista para este miércoles.