Región

Montilivi, territorio hostil

3 febrero, 2017 23:05

Cuatro derrotas y un empate. Los datos no engañan y las visitas del Real Valladolid a Montilivi son ya de infausto recuerdo. Los pucelanos no saben lo que es ganar en santuario rojiblanco y, sin ir más lejos, el año pasado cayeron por 1-0 con gol de Jairo en un partido muy malo del conjunto de, por aquel entonces, Miguel Ángel Portugal.

Los vallisoletanos llegan al encuentro con la moral que dio el triunfo del fin de semana pasado ante el Rayo Vallecano y con el objetivo de lograr un triunfo para dar un golpe en la mesa y revolucionar la tabla clasificatoria, ya que el Girona, a ocho puntos ahora de los vallisoletanos, se quedaría a cinco.

En busca de la primera

Con la moral que dio el triunfo del pasado sábado en Zorrilla, ante el Rayo Vallecano, y aupados a la quinta posición en la tabla clasificatoria, los de Paco Herrera visitan este domingo un territorio que no han sido capaces aún de conquistar y que podría calificarse, sin miedo a la equivocación, de hostil.

Ningún equipo en estas primeras 23 jornadas ha sido capaz de profanar santuario catalán y por Montilivi han pasado conjuntos de la talla del Levante, líder destacado de la categoría con 49 puntos, Elche, Córdoba o Sevilla Atlético.

El balance en tierras gerundenses es de cuatro derrotas y un solo empate, el que se produjo en la temporada 2011-12 (1-1) con Miroslav Djukic en el banquillo. El antecedente más reciente tampoco ayuda como hemos apuntado escasos renglones más arriba con esa derrota 1-0 que marcó la tendencia a la baja de un equipo que acabó luchando por no descender. El Pucela quiere revertir esta mala racha por tierras catalanas.

Un partido clave

Suena a topicazo, todos los encuentros son sumamente importantes pero este lo es aún más porque un triunfo sería sumamente beneficioso para la moral de un equipo que conseguiría tres puntos de oro para ver el ascenso directo más cerca y para demostrar que esta escuadra, pese a no encontrar la regularidad tan deseada hasta la fecha, es capaz de ganar a cualquiera.

Y es clave porque los pucelanos podrían conseguir una victoria de oro antes de afrontar cuatro partidos, en principio menos complicados, ante Tenerife, UCAM Murcia, Lugo y Huesca que podría aupar a los de Paco Herrera a posiciones aún más altas en la tabla y a cerrar el objetivo del Playoff, marcado a principio de la temporada.

Delante, eso sí, estará el domingo un equipo duro como es el de Pablo Machín con jugadores de calidad como Pere Pons y con pólvora de la mano de Fran Sandaza. No será fácil conseguir el triunfo pero el Pucela lo buscará el domingo para acabar con la mala racha y conseguir tres puntos de importancia supina.