Región

Marco, jefe de Quesos El Pastor: ¿Sabes quién soy? Tu jefe

20 enero, 2017 09:31

El programa televisivo de La Sexta, 'El Jefe Infiltrado' comenzaba este jueves su cuarta temporada con la empresa zamorana de quesos, 'Quesos El Pastor', "una de las empresas queseras más importantes de nuestro país", como bien destacaba el programa.

Con un gran palmarés de reconocimientos a sus espaldas tanto al propio dueño de la empresa como a sus quesos, ya que ha recibido algunos de los premios más prestigiosos del mundo del queso por la calidad de sus productos, Marco Rodríguez, gerente y propietario, decidió cambiar su aspecto durante unos días para ver el funcionamiento de su empresa y mejorar algunos mecanismos. Su nueva identidad: Luis Gómez, informático madrileño con tienda propia.

"Sereno pero tremendamente estricto", Marco Rodríguez comenzó desde abajo trabajando entre quesos para, a día de hoy, tener este gran imperio lácteo. Con la misión de seguir creciendo, Rodríguez lo tenía claro: debo conocer la trastienda de mi negocio. Por eso, bajo la coartada de haberse presentado como voluntario a este documental que muestra el trabajo de algunas empresas rurales, El jefe infiltrado se convertía en uno más en la cadena de trabajo de Quesos Pastor para trabajar e involucrarse con sus empleados. Empaquetamiento, producción, Granja de Pozuelo de Tábara y la Sala Blanca fueron los lugares en los que el jefe se 'infiltró'.

A lo largo de su experiencia, El jefe infiltrado descubrió que la relación entre compañeros de trabajo no siempre es fácil y conoció a empleados que le dejaron desastrosas primeras impresiones, pero también se encontró con trabajadores ejemplares de los que aprendió una lección personal y profesional.

Durante el programa Marco Rodríguez, responsable de 'Quesos El Pastor' fue dando a conocerse a la sociedad a través de la pequeña pantalla y este llamativo formato como un jefe al que le gustan las cosas bien hechas. "No admito que se salten las normas de calidad", resaltaba el jefe infiltrado mientras perdía su habitual traje y aspecto para llegar al fondo de la cuestión. Pero lo más destacado fue su "no me va a temblar el pulso con mis trabajadores", añadía antes de conocer las bases de su negocio y con cierto temor a encontrarse lo peor.

Sin duda, un programa que sirvió a Marco Rodríguez para conocer a fondo a sus trabajadores y asimismo, a su empresa tan exitosa. Al descubrir toda la trama, el Jefe Infiltrado le espeta a una de sus empleadas: "¿Sabes quien soy? Soy tu jefe". A lo que ella respondió con un gracioso: "Estoy flipando".