Región

Francisco Montes: "Tenemos un problema. No hay médicos"

10 enero, 2017 13:57

"Efectivamente sí tenemos un problema No es un problema de hace un mes, es un problema de médicos, que no tienen nada que ver con los recortes ni con que no se quieran cubrir las plazas". Con estas palabras resumía esta mañana Francisco Montes, gerente de Atención Primaria y Especializada de Zamora, los motivos de la deriva que la atención sanitaria ha tomado en la provincia, y que viene encadenando desde hace muchos meses protesta tras protesta desde Benavente a Sanabria este último fin de semana.

Además, según aventura el responsable sanitario, el problema "va a ir a peor", debido a la población de facultativos envejecida. Y es que Zamora no es un destino precisamente atractivo para los profesionales de la medicina, y en cuanto pueden, se van. Hasta la fecha, se han estado cubriendo las guardias 'tirando' de otros médicos de área de otras zonas para cubrir las guardias. "El planning de enero está también cubierto", asegura Montes, quien agradece a los sanitarios el "enorme esfuerzo" que han estado realizando para garantizar la atención.

Precisamente, el gerente apunta a los organizadores de las últimas protestas de "o no estar bien informados o voluntariamente están transmitiendo otra cosa distinta a la realidad". En Sanabria hay diez plazas de médico y cuatro de área. "Estos cuatro han ido renunciando, y no podemos hacer nada". Además, dos de los otros diez también causaron baja, uno de los cuales ya se ha cubierto. "No hay médicos", resume Montes, quien subraya que "esto ocurre también en otras zonas de Zamora, de Castilla y León y de España".

Desmiente además que los contratos de estos profesionales sean precarios, "la mayoría son interinos", explica. No obstante, el gerente aboga por "buscar mecanismos de incentivación mayor" para hacer la provincia atractiva para los médicos, aunque en todo caso corresponde a la Consejería de Sanidad adoptar medidas extraordinarias. "Las retribuciones están establecidas por ley", apunta, aunque también hay complementos salariales (G4) para zonas de difícil cobertura.

Con este panorama, la Gerencia confía en que algunas de las plazas vacantes se cubran con la próxima resolución de las oposiciones de médico de área que tendrá lugar en el plazo de dos meses, aunque reconoce que "puede haber profesionales que saquen la plaza y renuncien".

Mientras, en Benavente el Hospital abre hoy "al menos una planta", al alcanzar la gripe tasas importantes, con 315 afectados por cada 100.000 habitantes en Castilla y León, y en el Hospital Virgen de la Concha se habilitarán 12 camas. En el Provincial, al hallarse de obras, no se abrirán más camas.

En Toro prosigue la búsqueda de pediatra, después de que se fuera el profesional que cubría la baja del pediatra de la zona, mientras asiste un médico de área a los pequeños de la localidad, "que está perfectamente capacitado para poder atender tanto a niños como a adultos, lo importante es prestar la asistencia".

Y en el ámbito hospitalario de la capital zamorana, el mayor problema en listas de espera está en Traumatología, "es donde peor estamos", con una espera media de 80 días para consulta, si bien "hemos bajado 1.000 pacientes desde septiembre". La demora se dilata especialmente en las consultas no preferentes. De 16 facultativos del servicio faltaban 5; tres se han logrado cubrir, y solo restan dos.

Sin embargo, "en Cirugía hemos cerrado el año cumpliendo objetivos, ha bajado la demora media a 56 días, por lo que vamos razonablemente bien, de los mejores de Castilla y León". En pruebas diagnósticas, la espera también es "aceptable". En otros servicios, como en Neurofisiología las cosas no van también, precisamente porque "no encontramos neurofisiólogo". En Oftlamología ahora hay "10 días menos de espera". En este servicio hay una plaza no cubierta.