Región

El sexo deja de ser tabú en Valladolid gracias a Dialogasex

2 enero, 2017 10:40

El sexo, se podría decir que es algo que “se es” por el hecho de ser hombre o mujer pero en la mayoría de las ocasiones no utilizamos correctamente este término y no tenemos en cuenta el concepto de identidad sexual que implica el hecho de conocernos a nosotros mismos como seres masculinos o femeninos con unos rasgos sexuales que se crean en la infancia pero que toman una especial relevancia en la adolescencia.

Para que esto quede claro y, sobre todo, para ofrecer una atención profesional que responda a las preguntas de los pucelanos relacionadas con la erótica y la sexualidad, la asociación Dialogasex presentó en septiembre, con motivo de las Fiestas de Valladolid, una asesoría sexológica para jóvenes y no tan jóvenes.

María Eugenia Martín (presidenta), José Luis Casado (tesorero), Lara Herrero y Raquel Catalina (sexólogas) se encargan de dar impulso a un barco que acaba de zarpar, que nació porque “en Valladolid no existía una entidad de este tipo”, que se mira al espejo del Centro de Atención Sexual de Avilés y que persigue el “apoyo por parte del Ayuntamiento” para prestar este servicio tan interesante como necesario en la capital del Pisuerga en los tiempos que corren.

Un crecimiento constante

María Eugenia Martín durante una consulta.

A través de llamada telefónica, en el 629 018 309, por correo electrónico en dialogasex@gmail.com, mediante Whatsapp, o de forma presencial, todos los lunes de 19:00 a 21:00 acudiendo a la sede de la asociación ubicada en el número 5 de la Plaza de Fuente Dorada, esos son los canales a través de los que los jóvenes de entre 16 y 30 años pueden resolver cualquier tipo de duda sexual que les surja.

“Decidimos poner la franja en los 16 años porque es cuando se puede considerar un menor maduro y podría venir perfectamente a consultar aunque cuando hacemos los talleres de las AMPAS, informamos a los padres de que sus hijos pueden venir siempre y cuando ellos estén informados”, asegura la presidenta, María Eugenia Martín.

Hasta el momento, en estos tres primeros meses de actividad, la asesoría ha recibido un total de 29 consultas, 21 de mujeres, en lo que supone el 72% de las mismas y ocho de hombres, siendo “el correo electrónico y el teléfono los canales más usados” que sirven además de “puerta de entrada para las consultas presenciales”.

“Nos ha sorprendido mucho el hecho de que Whatsapp no esté funcionando tan bien. Pensábamos que sería el canal más utilizado, al ser usado de forma habitual por muchos jóvenes, pero no ha sido así”, apuntilla Martín.

Temas y la importancia de trabajar en red

Vaginismo, anaorgasmia, cuestiones sobre transexualidad, métodos anticonceptivos o como apunta la sexóloga Raquel Catalina “la píldora poscoital” además de “alguna dificultad erótica como el gatillazo” son solo algunos de los problemas a los que tiene que hacer frente la asesoría. Temas que en principio son tabúes en la sociedad en la que vivimos pero que Dialogasex se encarga de normalizar.

“Queremos trabajar en red”, afirma la máxima mandataria, que señala que para ello es imprescindible el contacto con otras organizaciones como ADAVASYMT, si “existe violencia de género”, o Fundación Triángulo en caso de que haya “delito de odio por ser homosexual o transexual”. Contacto constante a la vez que necesario con la derivación como punto de unión clave con otras asociaciones.

“No ha sido el caso pero puede llegar alguien que nos pregunte por la interrupción voluntaria del embarazo. Nosotros informaríamos a la persona del lugar al que podría ir y le remitiríamos a un profesional sanitario. Eso sería una derivación”, afirma José Luis Casado.

Comenzar desde pequeñitos

En Dialogasex lo tienen claro y aseguran que la “educación sexual debería empezar desde muy pequeños dando un paso para arrancar desde infantil” que es cuando “se está desarrollando la identidad” con lo que “hablar de identidad sexual sería muy propio” resultando “fundamental” el hecho de arrancar “cuanto antes”.

“Ahora  mismo tenemos un programa de educación sexual en un instituto de Tudela de Duero y creemos que debemos incidir ahí. No solo trabajar con alumnos, además con padres y profesores que son también protagonistas de la educación. Hay que empezar desde ahí para no tener que apagar fuegos más tarde”, asegura el tesorero de la asesoría.

Esta educación sexual desde pequeñitos ayudaría también a seleccionar ante la saturación de información existente en Internet para “filtrar y saber diferenciar”, como asegura Lara Herrero, de lo que es válido y lo que no en las redes sociales sobre todo para que los jóvenes no se lleven un susto con datos no contrastados y de poca credibilidad.

“De lo que se trata es de darles herramientas para que sean críticos con lo que están viendo y que sean capaces de diferenciar lo que es sano de lo que no para la edad que tienen y el material al que están accediendo”, apunta María Eugenia Martín.

También para mayores

Este proyecto no solo se centra en atender a las personas de menor edad, también los de mayor pueden beneficiarse de una información que siempre es útil y que la asesoría se encarga de llevar a pueblos de provincia con iniciativas y programas como “La sexualidad en la vejez y la madurez” o por los centros cívicos de la ciudad.

Nos sorprende la tolerancia que tienen la mayoría de las personas mayores hacia estos temas. Es gente que tiene una ideología abierta sobre todo con temas de homosexualidad, transexualidad y diversidad. Me encuentro con gente muy tolerante y respetuosa”, apunta Casado.

Además, la asesoría está llevando a cabo este mes un concurso de relatos eróticos en el que ya han recibido un total de 55 escritos y cuyo fallo se producirá el 13 de enero, otra iniciativa interesante de una iniciativa que quiere seguir creciendo para ofrecer a todos los vallisoletanos una información sexual detallada y de calidad.