El campo

La cosecha de maíz de Castilla y León prevé rozar 1,5 millones de toneladas y el valor de la producción alcanza los 277 millones

3 noviembre, 2020 17:20

La previsión de recogida de maíz en Castilla y León para la presente campaña es de casi 1,5 millones de toneladas, un seis por ciento más que en el último ejercicio y un 23 por ciento por encima a la producción media de la Comunidad en el último lustro. Son datos que hoy avanzó el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, durante su visita a un almacén y una explotación agraria dedicadas a este cereal en Laguna de Negrillos y Villaestrigo, en León.



El valor de la producción a inicio de cosecha se estima en 277 millones de euros, un 34 por ciento más que la media de los últimos cinco años (206 millones de euros) y el rendimiento medio alcanzará los 12.734 kilogramos por hectárea, lo que, tal y como detalló el consejero significa “de los mejores rendimientos en los últimos 30 años, ligeramente por encima al de la campaña pasada y un ocho por ciento superior a la media de los últimos cinco años, lo que puede ser un indicador de la buena adaptación del cultivo a las condiciones agronómicas de la región”. Analizando los datos provinciales respecto a la media del último lustro destacan los aumentos en Valladolid (19 por ciento), León (diez por ciento) y Zamora (seis por ciento).



Aunque las lluvias de abril provocaron un retraso en la siembra en algunas provincias como León, Ávila o Salamanca, después continuó con normalidad, la nascencia fue buena y la primavera lluviosa favoreció un buen desarrollo del cultivo.



Este año, en Castilla y León, se sembraron 115.925 hectáreas, un cinco por ciento más que en la campaña anterior (110.100) y un 13 por ciento por encima de los cinco últimos años (102.000). Por provincias, León es la más importante en este cultivo, con casi 72.000 hectáreas, más del 60 por ciento de la superficie autonómica, seguida de Salamanca (17.000) y Zamora (14.800). El número actual de cultivadores de toda la Comunidad asciende a 8.706, de lo que la mitad (4.293) son leoneses.



“Estamos hablando de un cultivo estrella en la provincia, por su extensión, por su potencial y en general un cultivo al alza en los regadíos superficiales de la Comunidad, y más si tenemos en cuenta que en esta campaña ha habido gran disponibilidad de agua, por lo que los agricultores no han tenido limitación en sus previsiones de siembra y riegos”, afirmó Carnero.



El consejero destacó que todo el cereal que se cultiva en la provincia es de variedades convencionales, es decir, no se utiliza tecnología transgénica”. Algunos de los factores determinantes para que la provincia compita en los mercados internacionales son los conocimientos agronómicos de los agricultores locales, la modernización del regadío, los avances en mejora genética de la semilla y el abonado.



5.000 hectáreas más



El 90 por ciento del cultivo del maíz en Castilla y León se destina a grano y el resto a forraje. Respecto a la campaña pasada, en el conjunto de la Comunidad se han sembrado 5.405 hectáreas más. Por provincias, en León son 2.829 más que la campaña pasada -un cuatro por ciento más-, en Salamanca la superficie se mantiene y en Zamora se incrementó un seis por ciento (833 más).



Es reseñable, señalan desde la Junta en un comunicado, el crecimiento de superficie en Ávila, que este año se triplica respecto a la de 2019, debido a la falta de agua el año pasado en el embalse de las Cogotas, lo que redujo notablemente la superficie cultivada.



A la cabeza de España



La superficie de maíz sembrada en España alcanza las 345.700 hectáreas y Castilla y León se sitúa a la cabeza, con un 33 por ciento, seguida de Aragón y Extremadura. La producción nacional de maíz se estima en unos cuatro millones de toneladas, de los que en torno al 36 por ciento son aportadas por Castilla y León. En la Unión Europea se espera una producción de 63,1 millones de toneladas, un diez por ciento menos que el año pasado. El descenso de producción se debe a la bajada de rendimientos por la sequía y los principales productores son Alemania y Francia.



Cotización y valor de la producción



Respecto a las cotizaciones, la campaña pasada finalizó con una tendencia a la baja en los precios. Dado que las previsiones de cosecha de maíz en la UE en esta campaña son inferiores al año pasado, se espera que la cotización suba respecto a los precios de final del último ejercicio y en lonjas como la de Barcelona presenta ya una tendencia al alza. Las primeras cotizaciones se sitúan en Castilla y León, de media, en 188,5 euros/tonelada, un 9,5 por ciento más que la media de los últimos cinco años y tienen tendencia a incrementarse.

Campillo / ICAL . El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, visita León