Economía

La Junta aprueba 9,8 millones para orientación profesional y asistencia al autoempleo para 15.000 desempleados

17 diciembre, 2020 14:05

El Consejo de Gobierno autorizó hoy la concesión de cinco subvenciones a entidades sin ánimo de lucro para la realización de acciones de orientación profesional para el empleo y asistencia al autoempleo en Castilla y León. El objetivo de este programa, que tienen una cuantía global de 9.899.410 euros, es lograr la integración efectiva en el mercado laboral de los colectivos más desfavorecidos o con mayores dificultades de inserción.



La concesión de estas subvenciones responde a la resolución de la convocatoria publicada en el Bocyl del pasado 4 de noviembre por el Servicio Público de Empleo de Castilla y León, resultando beneficiarias las siguientes entidades: FOREMCYL con una subvención de 2.430.631 euros; Acción Laboral, que recibirá una subvención de 2.430.326 euros; CECALE, que contará con una subvención por importe de 2.000.564 euros; UGT, que recibirá una subvención de 1.999.999 euros; y Formación y Gestión de Servicios Sociales, cuya propuesta será financiada con 1.037.889 euros.



Las actuaciones subvencionadas permitirán desarrollar acciones de orientación profesional para el empleo y de asistencia al autoempleo; así como actuaciones de prospección laboral, intermediación y acompañamiento durante todo el proceso de inserción. Esta atención personalizada pretende garantizar la integración efectiva del mayor número de destinatarios en el mercado de trabajo.



En este sentido, la convocatoria exigía por parte de las entidades beneficiarias el compromiso específico de lograr un porcentaje de inserción laboral de, al menos, el 5 % de los participantes en el programa. Este porcentaje ha sido superado por algunas de las entidades beneficiarias que han presentado ofertas con garantías en inserción de entre el 6 y el 10 % de los desempleados.



El programa va destinado de forma prioritaria a jóvenes menores de 35 años, desempleados mayores de 45 años y parados de larga duración, además de a los colectivos especiales que requieran de una atención diferenciada para su acceso al mercado laboral: mujeres; personas con discapacidad; personas en riesgo de exclusión; empleados por cuenta propia; emigrantes retornados y trabajadores en situación de dificultad procedentes de sectores estratégicos.



Se prevé atender mediante este programa, durante un año, a una cifra aproximada de 15.000 desempleados inscritos en las oficinas del Servicio Público de Empleo de Castilla y León. De ellos, unos 13.500 recibirán orientación para el empleo y en torno a 1.500 asistencia para el autoempleo.

Las acciones podrán desarrollarse tanto de forma presencial como de forma telemática o mediante una combinación de ambas. El formato puede ser, además, individual y grupal. No obstante, el programa debe desarrollar con cada usuario un itinerario personalizado de inserción.