Deportes

Ponce planta cara pero no puede con Sant Adriá

15 enero, 2017 18:14

Se presentaba un partido complicado para las vallisoletanas del Ponce, que con las bajas de Raby Oliveira, Sara Manso y Sofía Román, visitaban a un Snatt's Femení Sant Adriá que cuenta todos sus partidos como locales por victorias, siendo uno de los claros favoritos a disputar Fase de Ascenso a Liga Femenina al tener en sus filas a varias jugadoras que ya cuentan con experiencia en esa categoría.

El inicio de partido, con las locales mucho más acertadas que las vallisoletanas, hacía presagiar un partido declaro color lila, llegándose al final del primer periodo con 16 puntos de diferencia en el marcador (21-5). Pese a este desalentador comienzo, las jugadoras de Ponce Valladolid no se dieron por vencidas, y ajustando su defensa sobre los pilares exteriores de Sant Adriá, y apoyadas en ataque en Alyesha Lovett y Alejandra de la Fuente, redujeron las distancias hasta los 8 puntos con los que se llegó al descanso, con un resultado que dejaba vivo el partido (31-23.

Tras el paso por vestuarios, las jugadoras de David Barrio no querían perder la cara al partido, como así demostraron con una salida con mucho acierto en ataque ante la defensa zonal local, con triples de Amra Elezovic, Irene Huerta y Cecilia Aldecoa. Con este acierto y una buena actividad defensiva, las vallisoletanas consiguieron ponerse a 3 puntos de las catalanas (40-37), pero en este momento llegó la reacción catalana, que con un parcial de 10-0, cerraron el cuarto de nuevo con una renta de 13 puntos que empezaba a decantar el partido hacia el bando local (50-37).

En el último periodo las jugadoras de Ponce Valladolid lo siguieron intentando, pero el mayor fondo de armario y experiencia del Femení Sant Adriá amplió las distancias hasta llegar al 67-45 final, un marcador excesivamente abultado para lo visto durante 30 minutos de un encuentro en el que las jóvenes pucelanas no perdieron la cara al partido en ningún momento.

Destacar la entrega de un Ponce Valladolid que viajó a Barcelona con un 50% de jugadoras Júnior en sus filas, y que pese al resultado, luchó y acreditó unos buenos minutos que le hacen olvidar parcialmente las malas sensaciones del anterior partido disputado.

El próximo sábado, ante Universidad de Oviedo (Sábado 21 a las 20.00 horas en el Polideportivo Lalo García), las vallisoletanas disputan un partido crucial en su lucha por conseguir la permanencia, siendo ante un rival directo la primera de las doce finales que les esperan a las jugadoras de Ponce Valladolid.