Cultura

Turismo incorporará otras categorías como el patrimonio industrial en la declaración de BIC

18 marzo, 2021 20:58

El consejero de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, Javier Ortega, aseguró hoy en Huérmeces (Burgos) que están trabajando en la incorporación de otras categorías como Bienes de Interés Cultural (BIC) , como sería el caso de las instalaciones de patrimonio industrial. Acompañado por la alcaldesa de Huérmeces, Silvia González, Ortega visitó hoy esta localidad burgalesa con motivo de la declaración formal de la localidad como Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico, aprobada en Consejo de Gobierno.

A preguntas de los medios de comunicación sobre si se desde la Administración regional se plantean incorporar a esta lista de Bienes de Interés Cultural lugares como La Lora o Sad Hill, Ortega aseguró que han mantenido conversaciones en relación a estos dos entornos, así como con otros ayuntamientos e instituciones de la Comunidad que también solicitan este reconocimiento.

En relación a la pregunta de si la declaración de La Lora urge más por el desmantelamiento del campo petrolífero, el consejero indicó que son cuestiones que “hay que tener en cuenta”, y recordó que está ocurriendo en otras provincias de Castilla y León, que tienen otras cuestiones pendientes. “Estamos para ayudar a todas y proteger este patrimonio”.

Al hilo de esto reiteró el compromiso de la Consejería de Cultura y Turismo para resolver todos los expedientes que, como el de Huérmeces, fueron incoados hace décadas y están pendientes de resolver, para cumplir así con el programa previsto, completando la documentación y realizando los trámites exigidos por la normativa vigente que incrementan la seguridad jurídica y la participación social. “Vamos a trabajar duro, con todas las partes y agentes implicados para resolverlos a lo largo de la legislatura y en el menor tiempo posible”, añadió.

Huérmeces

El consejero aprovechó su visita a la localidad para felicitar a sus vecinos por lograr después de tantos años esta declaración, y puso en valor el conjunto que está “muy bien conservado”. La declaración oficial de Huérmeces como BIC da resolución definitiva a un expediente incoado en 1983.

En esta villa destacan sus casas señoriales, como el Palacio de los Fernández Zorrilla y otras tantas casonas con escudos que ostentan la declaración de Bien de Interés Cultural. Otro de los elementos destacados que forma parte de la imagen e historia de la villa, es la Torre de los Padilla o Torreón de los Amigos, cuyos restos se yerguen aislados y rodeados de unas eras y que todavía conserva vestigios de su recinto fortificado. A todo ello se suma la iglesia de San Juan Bautista, uno de los elementos urbanos y edificios más destacados de Huérmeces, por constituir una de las escasas representaciones de arquitectura religiosa neoclásica en la provincia de Burgos y primera obra conocida del arquitecto Fernando González de Lara.

El consejero aseguró que esta villa “constituye, por las características de su trama y por las edificaciones que lo integran, un significativo testimonio de la cultura de un pueblo”. Por ello, animó, tanto a los vecinos como al Ayuntamiento, a que sigan conservando este patrimonio heredado, contando para ello con el apoyo de la Consejería de Cultura y Turismo, que sigue avanzando en fortalecer los conjuntos históricos de esta Comunidad, con instrumentos como las dos líneas de subvenciones para los ayuntamientos y para los titulares de inmuebles del patrimonio cultural.

Con este mismo fin, se han organizado varias jornadas de formación y sensibilización dirigidas a alcaldes y gestores de estos núcleos urbanos y el pasado mes de octubre se convocó el Premio a las Mejores Prácticas en Conjuntos Históricos y Etnológicos de Castilla y León, con el que se quiere reconocer el buen hacer de las entidades locales de la Comunidad Autónoma, con conjuntos históricos o etnológicos, que a través de unas buenas prácticas en la gestión de su patrimonio, vienen a contribuir a su mejora, acondicionamiento, dinamización territorial e implicación social en la protección del patrimonio cultural de Castilla y León.