Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

¿Debería convertirse ‘Ya es mediodía’ en un programa sólo de corazón?

El programa de Telecinco ha introducido nuevos contenidos para levantar la audiencia.

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
09.08.2018 | 09:00

No hay que engañarse: a Telecinco le funciona fantásticamente bien el mundo del corazón. Los espacios de más éxito de la cadena están relacionados con el universo de los famosos, como Supervivientes. Por eso no extraña que Ya es mediodía, el nuevo espacio político de la cadena, haya terminado sucumbiendo al corazón para intentar mejorar sus datos.

Desde el pasado lunes, el programa presentado por Sonsoles Ónega ha empezado a introducir temas más amenos al final del espacio. Ha hablado de Terelu, de la familia Matamoros o del mundo de los influencers. Para ellos ha llamado a sus filas a algunos colaboradores más especializados en el mundo del corazón, caras más conocidas para los espectadores de Telecinco, bajo el lema Fresh Ya es mediodía.

El resultado ha sido bastante positivo. El lunes, el martes y el miércoles, el programa ha cerrado con tres de sus mejores datos desde que se estrenara con 9%, un 9,5% y un 10%, respectivamente, de cuota de pantalla. Su curva asciende en el tramo final del programa, cuando se habla de corazón. Eso quiere decir que el espectador reclama este tipo de contenidos a esta hora, cuando ya hay otras cadenas que están hablando de política.

Tras la cancelación de Las mañanas de Cuatro, Mediaset España intentó llevarse la política a Telecinco

Ya es mediodía lo tenía muy complicado desde su nacimiento. Tras la cancelación de Las mañanas de Cuatro, Mediaset España intentó llevarse la política a Telecinco con un lavado de cata. Sin embargo, el experimento no funcionó. La audiencia se mudó a laSexta en vez a Telecinco y los datos de Ya es mediodía apenas superaban el 7% de cuota de pantalla en sus primeras semanas.

Este nuevo programa se ha tenido que enfrentar a un gigante de las mañanas como Al rojo vivo, que marca cuotas superiores al 13% de forma generalizada. Un programa con el que comparte género, lo que le resta una importante parte de la tarta a la que quiere contentar. Y es por eso por lo que Ya es mediodía ha tenido que cambiar su tono para no morir en el intento. 

Ya es mediodía ha tenido que cambiar su tono para no morir en el intento

De momento, el programa tiene contrato hasta el próximo mes de septiembre. A partir de ahí, Telecinco tendrá que tomar la decisión de continuar emitiendo y produciendo el programa o probar una nueva estrategia en su mañana. Si los datos marcan que el contenido interesa a esta hora, no sería de extrañar que la parte política quedase reducida a mínimos en las próximas semanas. 

Era la primera vez en mucho tiempo que Telecinco ofrecía un contenido que no fuera de entretenimiento en este horario. Formatos de cocina, Cámbiame o Mujeres y hombres y viceversa han sido sus últimos hitos en esta franja. De ahí que el público esté tardando en acostumbrarse al nuevo guión de Telecinco. Y de ahí a que Telecinco haya decidido regresar a sus orígenes viendo que el cambio no había funcionado. 

De cara a septiembre y a la nueva temporada, Mediaset España tiene que tomar una decisión rápida si no quiere tropezar. La nueva parrilla de Cuatro se ha quedado coja sin Las mañanas y su audiencia comienza a tambalearse sin el dato que le ofrecía este espacio. Al mismo tiempo, la actualidad y el debate político parece ser un lastre para Telecinco, más allá de El programa de Ana Rosa. El cambio de cromos entre ambas cadenas no ha resultado ser un éxito, por lo que puede que el experimento se quede en un mero intento veraniego.