Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Y las telenovelas se abrieron a las tramas LGBTIQ

‘La Casa de las Flores’ incluye en sus tramas personajes no cisgéneros o heterosexuales

Mike Medianoche
@mikemedianoche
25.08.2018 | 09:20

El fenómeno de La casa de las flores ha reinventado el culebrón de toda la vida pero trasladándolo a los tiempos actuales. Están los elementos de siempre, como los hijos secretos, la relación entre dos personas que podrían ser hermanos, la persona que acaba injustamente en prisión o el niño pequeño que se pierde durante varios capítulos.

Pero también hay elementos contemporáneos como vídeos virales, followers, teléfonos móviles que no solo sirven para hablar sino también para proyectar vídeos, se utiliza Tinder para ligar, y además, hay una mayor representación de las personas LGBTIQ.

Esto último es muy interesante, ya que la diversidad sexual permite mostrar un nuevo abanico de conflictos y tramas (más allá de la clásica salida del armario).

Del anonadado Piero de ‘Cristal’ a Julián

Porque en la época dorada de las telenovelas, esas en las que Rubí, Topacio, Esmeralda, Abigail o La Dama de Rosa se colaban por la pantalla no encontrábamos personajes bisexuales u homosexuales, ni tampoco transexuales. Y si los había, era con fines cómicos, como aquel Piero de Cristal, el modisto gay que hablaba en un peculiar spanglish y cuya coletilla era eso de “me quedo anonadado”. O Julián de Yo soy Betty, la fea, en la que el personaje gay, oh, sorpresa, tambiéne era diseñador.

Julián no es florista, ni diseñador: es un 'nini'

Sin embargo, en La casa de las flores conocemos a Julián (Dario Yazbek Bernal), un rico bisexual que mantiene una relación a la vez con Lucía (Sheryl Rubio Rojas) y con Diego (Juan Pablo Medina). Lo llamativo es su profesión, pues ni es diseñador, ni trabaja en la floristería, ni en el cabaret de transformistas de su padre; Julián rompe tantos estereotipos que ni siquiera tiene oficio, es un nini.

Y aunque el joven siente atracción por la chica, su novia oficial, su corazón pertenece al hombre con el que lleva cinco años y esto le valdrá numerosos conflictos internos. Su personaje es cómico, sí, pero porque es un metepatas, porque miente mucho a quien tiene a su alrededor, y porque no tiene ni idea de trabajar, pero no expresamente por ser homosexual.

La polémica con Paco León

Además de Julián y sus múltiples conquistas masculinas (Diego, Willy), tenemos el cabaret llamado 'La casa de las flores', donde cada noche trabaja un grupo de transformistas especializadas en imitar a divas mexicanas como Gloria Trevi, Amanda de Miguel, Yuri y Paulina Rubio, lo que sirve como tributo a la cultura musical mexicana en su vertiente más pop, además de a la diversidad.

Sin embargo, de todos los personajes LGBTIQ el más interesante es el de Paco León, que da vida a la abogada María José. Se trata de una letrada transexual, que en el pasado era conocida como José María, y que llegó a estar casada y es padre de un hijo.

Pocas veces se ha mostrado en la ficción un personaje así, una mujer transexual con un hijo adolescente, y con el que no tiene ningún tipo de problemas, pues el joven acepta las cosas como son, sin vergüenzas ni prejuicios. No sucede lo mismo con su exsuegra, ni con el policía que tiene que cachearle, pero claro, algunas piedras habrá que ponerle en el camino a María José.

Pocos personajes como el de María José se han mostrado en tv

Paco León fue muy criticado en las redes sociales por interpretar a una mujer transexual, ya que hubo voces que pedían que los papeles de mujeres transexuales lo interpreten actrices transexuales, que tienen un mayor problema para encontrar trabajo, y no hombres cisexuales caracterizados; al final, León acabó diciendo que si llega a saber lo que iba a suceder, no acepta el papel.

¿Deben los personajes transexuales ser interpretados solo por trans? Al fin y al cabo, un buen actor puede hacer lo que le pongan por delante, de acuerdo, pero testimonios como el que la actriz transexual Abril Zamora dio a este portal te invitan a reflexionar. “Que pongan a un hombre con peluca es algo que por lo general me da un poco de úlcera, porque conozco actrices transexuales que no están trabajando, y para dos personajes trans que aparecen al año en el audiovisual es una pena que no se les de la oportunidad ni siquiera de verlas, ni de hacerles una prueba. Ojo, yo no culpo al actor que se pone la peluca para hacer de un personaje trans, sino a la gente que está por encima que los elige a ellos”, reflexionó.

Una de las justificaciones que se dijo sobre la elección de Paco para el personaje fue que también había escenas en las que aparecía en su pasado masculino, aunque esta respuesta no puede ser la única razón. Y es que, del mismo modo que se caracteriza a Paco de María José, se podría caracterizar a una mujer trans con un aspecto masculino para una escena en la que interprete a un varón.

Pocos besos entre hombres en las telenovelas

En una de las escenas de La casa de las flores, Julián y Diego visitan una tienda de deportes, y se dan un beso entre zapatillas y balones. Sin embargo, esa escena fue difícil de rodar; inicialmente se iba a grabar en una tienda de Deportes Martí, una cadena comercial, pero pese a tener todo acordado, el gerente del negocio dijo que no podía grabarse el beso porque aquello era “peyorativo”. Al final, la escena se grabó, pero en otra tienda, Innovasport, y se puede ver en el capítulo cinco.

Una tienda prohibió a 'La casa de las flores' filmar un beso entre Julián y Diego

Y es que pese a que la sociedad va progresando, en pocas telenovelas se ven besos entre personas del mismo sexo, y cuando esto sucede, hay voces que convierten su emisión en una polémica. En 2017, otra telenovela mexicana, Papá a toda madre, de Televisa, anunció que incluiría una pareja homosexual entre sus personajes principales.

Esto generó controversia, e incluso asociaciones ultraconservadoras comenzaron a movilizar cielo y tierra para que la serie fuese cancelada. Pese a todo, la serie siguió, y los actores Andrés Zuno y Raúl Coronado protagonizaron el primer beso entre hombres de la televisión mexicana en horario estelar.

También es reseñable cómo en 2014, la telenovela Amor a la vida, de TV Globo, mostró en su último capítulo el primer beso gay de ficción de Brasil. Tras la emisión, TV Globo explicó en un comunicado que el beso entre Felix y Niko selló una relación que fue construida con mucho cariño por los dos personajes. Fue, por lo tanto, un desdoblamiento dramatúrgico natural de esta trama” y que no es más que un reflejo “del momento de la sociedad”. Un gran paso sin duda, que tardó la friolera de 220 episodios en suceder.