Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

La venganza de Telecinco a Malú se sirve en plato frío

La cantante se negó a ser jurado de 'Idol Kids', lo que llevó a la cancelación del programa.

Malú (Mediaset).
Malú (Mediaset).
Juan M. Fdez
@juanmafdez
07.03.2019 | 07:34

Durante las cinco ediciones de La Voz que se emitieron en Telecinco, sólo hubo un nombre que se repitió en todas ellas: el de Malú. La cantante gustaba al público y la cadena de Mediaset España estaba dispuesta a todo por contar con ella en el talent. 

La madrileña, no obstante, se lo recompensaba implicándose en el concurso hasta el punto de que llegó a mantener una acolorada discusión con David Bisbal en la final del programa en diciembre de 2013.

Malú se negó a ser jurado de Idol Kids por incompatibilidad de agenda

“Yo no he llamado a los fans para que le voten porque David, cantando y transmitiendo lo que nos transmite, no necesita nada más”, dijo Malú en referencia a Bisbal. Un comentario que no sentó nada bien al almeriense, que le replicó enfadado. “No sé por qué has tenido que decir eso, no pasa nada por cuidar a los fans”, le espetó.

Sea como fuere, la sobrina de Paco de Lucía logró ganar el talent hasta en tres ocasiones, la que más veces lo ha hecho, con María Parrado en la primera edición de La Voz Kids y con David Barrull en La Voz 2 y con Irene Caruncho en La Voz 4.

Todo cambiaría después de que Antena 3 arrebatara a Telecinco los derechos de La Voz y La Voz Kids a mediados de junio de 2018. Mediaset España reaccionó rápido comprando los derechos de Idols tanto en su versión adulta como para niños. Pero, además, ofreció a Malú ser jurado estrella de Idol Kids para evitar una posible marcha a la competencia. 

Sin embargo, con lo que no contaba la cadena es con la negativa de la cantante a participar en este nuevo talent alegando incompatibilidades de agenda ya que tenía cerrada una gira para presentar su décimoquinto álbum, Oxígeno.

A partir de aquí, todo cambió. Desde las altas esferas de la compañía que dirige Paolo Vasile se dio orden de cancelar todo los contratos vigentes y futuros de la cantante con Mediaset. Y así, la cantante no apareció en ningún programa del grupo promocionando su disco.

Una diva altanera

Ya parecía olvidada esta historia cuando a finales de febrero se publicaba que Malú había iniciado una relación con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. Era la excusa perfecta para que el grupo decidiera servirse la venganza en plato frío. 

Y así, desde Sálvame, han aprovechado para hacer hincapié en el carácter de la madrileña. La primera en tirar la piedra fue Mila Ximénez. “Aquí lió una muy gorda. Sucedió fuera de plató”, comenzó diciendo Mila Ximénez. “No lo puso nada fácil. No lo vamos a contar. Acabó muy mal con su representante. Unas exigencias”, añadía Paz Padilla mientras hablaba con el director del programa por el pinganillo.

Sólo unos días después, David Valldeperas ofrecía más detalles de aquel episodio. “Iba a cantar en Sálvame pero ni Jorge ni colaboradores se podían acercar a ella”, aseguró que exigía la representante de Malú. Como director, se opuso a tal blindaje. “No hay nada más que negociar. O actúa y se adapta al programa, desde luego que no”.

No obstante, lo peor estaba por llegar. Este lunes, el mismo programa quiso contar con testimonios de personas anónimas que alguna vez trabajaron con la cantante y que la describían como una diva “altanera, altiva y soberbia”.

Lo más curioso es que Malú volverá a aparecer en los canales de Mediaset España el próximo 14 de marzo cuando recoja un galardón especial por sus 20 años en el mundo de la música en la XXIII edición de los Premios Cadena Dial, la cual emite Divinity.