Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Un año sin 'La que se avecina', uno de los mayores periodos sin episodios nuevos

Desde el lejano jueves 21 de diciembre de 2017 han pasado en total 392 días.

Juan M. Fdez
@juanmafdez
17.01.2019 | 07:25

Cuando Telecinco se desdecía hace poco más de un año emitiendo el último episodio de la décima temporada de La que se avecina el jueves 21 de diciembre en vez de reservarlo para enero de 2018, pocos podrían adivinar que 2018 se convertiría en el primer año desde 2007 en el que no se emitirían nuevos episodios.

La cadena pretendía así luchar contra el resultado que podían hacer los especiales informativos de las elecciones catalanas que se emitirían en el resto de cadenas. Finalmente se despediría líder, pero con mínimo de temporada con un 17,5% y 2.523.000 espectadores.

Desde aquel jueves han pasado en total 392 días, uno de los mayores periodos de tiempo que han tenido que esperar los seguidores de la ficción creada por los hermanos Caballero para disfrutar de nuevas historias.

Hasta ahora, el mayor tiempo de espera entre la emisión de una temporada y otra era el que pasó entre la quinta y la sexta temporada con un total de 435 días, o lo que equivale a 1 año, dos meses y cinco días.

Sólo en aquella ocasión pasó más de un año sin episodios nuevos. Todos los demás tiempos de espera entre temporadas siempre estuvo por debajo de los 365 días, siendo la espera entre la tercera y cuarta temporada el de menor tiempo con 106 días (3 meses, y 15 días).

Por qué esta tardanza

Pero, ¿a qué se debe esta tardanza? Las dos principales razones son el hecho de que Telecinco ocupe hasta tres noches de la semana con un reality (Supervivientes, GH VIP, GH DÚO), así como el exceso de producto con el que cuenta Mediaset España.

En este último año, el grupo se veía en la obligación de estrenar dos series si no quería que se quedaran obsoletas. Se trata de La Verdad, que estuvo guardada en un cajón casi tres años, y Vivir sin permiso, que estuvo casi un año y que ya contaba con una segunda temporada firmada.

La duda ahora es si este largo periodo de tiempo puede perjudicar o beneficiar a los datos de audiencia de la ficción. En el caso de la larga espera entre la quinta y la sexta temporada la ficción mejoró sus datos en 6 puntos y más de un millón de espectadores.

En la última temporada, sin embargo, LQSA pasó de anotar un 22,4% y 3.687.000 espectadores en la novena temporada a un 20% y 2.927.000 espectadores.