Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

El último asalto: la mecánica que 'La Voz' ha copiado de 'The X Factor'

El talent show se renovó con una fase que los espectadores ya han podido ver en el formato de Simon Cowell.

Tony López
@TonyLopezS
17.11.2016 | 10:09

La Voz presentó este miércoles, 16 de noviembre, El último asalto, la única novedad que el formato producido por Boomerang TV ha incorporado respecto a sus ediciones internacionales en sus cuatro años de emisión. Esta renovación calca una idea creada y utilizada por la adaptación británica de The X Factor de manera discontinua desde su décima edición, celebrada en 2013, The Six Chair Challenge.

Durante el último programa grabado de esta temporada, los concursantes de La Voz 4 que llegaron a salir victoriosos de Las batallas se enfrentaron a un último reto en el que los candidatos a ser parte de las galas en directo tuvieron que convencer a los coaches con una brillante y emocionante actuación. Para ello, 7 aspirantes de cada equipo tuvieron que subirse al escenario para actuar de forma individual. Tras cada actuación, su coach y su ayudante se encargaron de valorar el número para decidir si eran merecedores o no de ocupar una de las tres sillas reservadas para los participantes que se clasificarán para Los directos, pudiendo variar las identidades de los seleccionados mientras estén en liza sus candidatos.

The Six Chair Challenge, la mecánica de The X Factor que "inspiró" La Voz

Después de la primera fase de castings del formato británico emitido en ITV, llega el conocido como el Six Chair Challenge, algo así como El reto de las seis sillas, donde se ve cómo cada miembro del panel de jueces de The X Factor busca por sí mismo a sus seis finalistas para la fase de las Judges Houses.

En este, a cada cantante o grupo se le ofrece un asiento que se le arrebatará si un cantante "mejor" llega al concurso. Solo aquellos que al final de la fase estén sentados en estas sillas están a salvo y pasarán automáticamente a la siguiente ronda de eliminación, la última hasta llegar a las galas en directo.

Este método de casting televisado lleva usándose en la versión británica del concurso de talentos desde el año 2013, es decir, 3 años antes de que el concurso de Telecinco haya decidido utilizarlo como método de selección. Es más, este mismo modelo de clasificación de finalistas también se usó en la tercera y última temporada de la versión estadounidense del formato, emitida también en 2013. En Norteamérica, esta fase fue renombrada como The Four Chair Challenge.

No es la primera vez que esta mecánica se copia en un talent español

Durante el pasado año 2015, Tinet Rubira acusó a The X Factor de haber plagiado la manera en la que Insuperables, el talent show presentado por Carolina Cerezuela en La 1, elegía a sus finalistas.

"Veo que el Factor X inglés ha copiado la mecánica de Insuperables para seleccionar a sus finalistas. Somos inspiración, Gestmusic", afirmaba el director de programas como Tú sí que vales en su cuenta personal de Twitter hasta que sus seguidores llegaron a alertarlo de que el talent show británico lleva desde 2013 usando unas sillas como método de selección de concursantes.

Tras darse cuenta del error, Tinet eliminó su mensaje en la red social, sin dejar rastro de él en internet. Minutos más tarde, el catalán llegó a asumir que se había equivocado en Twitter, declarando que "errar es humano".