Cabeceras especiales

Cabecera

TV PÚBLICA

TVE compró un vídeo de Letizia criticando la monarquía y lo escondió en un cajón

La Reina Letizia habría criticado la monarquía española durante su estancia en México como estudiante. Así lo desvela el libro recién publicado 'La Corte de Felipe VI'.

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
20.10.2015 | 05:00

El hecho de que el príncipe Felipe se decidiese por una mujer de la calle para formar su propia familia no sólo preocupaba a Casa Real por cabezonería. El pasado de Letizia podía poner en entredicho a la Familia Real e iba a ser casi imposible ocultar todo el pasado de la futura reina de España. Sin embargo, TVE ayudó en esta hazaña.

Así lo cuentan los periodistas Daniel Forcada y Alberto Lardíes en el libro La Corte de Felipe VI: amigos, enemigos y validos. Las claves de una nueva era (La esfera de libros). Según describen en esta publicación, un estudiante mexicano llegó a Torrespaña cuando Alfredo Urdaci era director de Informativos de la pública. Aquel joven quería dinero a cambio de un vídeo que ponía en un brete a la novia del príncipe Felipe. 

Durante la estancia de Letizia en Mexico como estudiante, la joven participó en un debate en clase donde daba argumentos a favor de la República y criticaba la monarquía española. Unas palabras de una veinteañera Letizia que hubiesen provocado una grave crisis dentro de Casa Real. La cinta llegó a manos de Urdaci y según argumentan algunas fuentes se llegó a pagar un millón de pesetas por aquellas imágenes.

_______________________________________________________________________

En esa operación de blanqueo se escondió cualquier borrón de su pasado. Y así se hizo, por ejemplo, con una cinta de vídeo VHS que un estudiante mexicano, enviado por un catedrático de la Universidad de Guadalajara, hizo llegar al despacho de Alfredo Urdaci. Los meses que Letizia pasó al otro lado del océano, en 1996, al terminar sus estudios de periodismo, son uno de los capítulos más desconocidos de su vida. “Le llamaba la atención todo lo relacionado con Chiapas y el subcomandante Marcos. Tenía ganas de entrevistarlo, porque para ella era toda una personalidad”, contó en su día Olimpia Nájera, en casa de cuya madre vivió Letizia durante cuatro meses nada más llegar a Guadalajara. “Recuerdo que una vez fuimos a un bar y llegó el mesero a prenderle un cigarro y gritó: “Tía, pero cómo me van a prender un cigarro; no estoy inválida”.

Urdaci habló con Zarzuela y pidió instrucciones y, finalmente, Televisión Española acabó comprando el vídeo para hacerlo desaparecer.

Un día, en los meses previos a la boda, llegó el estudiante mexicano a Torrespaña diciendo que quería hablar con Urdaci. En la cinta de VHS aparecía Letizia, en un debate celebrado en clase, hablando a favor de la república y criticando la monarquía española. En resumen, los mexicanos querían dinero. Urdaci habló con Zarzuela y pidió instrucciones y, finalmente, Televisión Española acabó comprando el vídeo para hacerlo desaparecer. “A mí me hablaron de un millón de pesetas, pero la cantidad no la sé exactamente”, explica uno de los conocedores de aquel episodio.

Los celos de Ana Blanco

“La reina del Telediario”. Así se refieren a una Ana Blanco a la que no le sentó muy bien que Letizia escalase tan rápidamente en TVE. En el año 2000 y la pública buscaba nuevos rostros para sus informativos y por el camino se coló el nombre de Letizia Ortiz, que por aquel entonces era uno de los nombres más punteros de CNN Plus. 

_______________________________________________________________________

Le propusieron el mismo sueldo que cobraba en CNN Plus —unos 6 millones de pesetas (36.000 euros)—, pero, a cambio, entraba en la lanzadera de la tele pública para hacerse cargo del peor turno, el del Telediario matinal. Su apuesta fue un éxito, como era de esperar. Y ese mismo verano ya hizo la sustitución de agosto en Informe semanal. Con su buen hacer profesional y con su encanto personal, Letizia se ganó muy rápidamente el favor de los jefes, que la fueron impulsando en sucesivos ascensos que despertaron algunos celos.

_______________________________________________________________________

Pero el ascenso de Letizia Ortiz no sentó muy bien entre algunos de sus compañeros. Así surgió una gran enemistad entre la futura reina de España y la presentadora Ana Blanco. A Ortiz se le propuso estar al frente de los especiales sobre la guerra de Irak, se desplazó a sucesos como el del Prestige y cubrió el 11S. “Tenía una gran ambición profesional”, asegura Urdaci en los interiores del libro. “Estaba disponible para las coberturas más difíciles y que exigían tiempo, trabajo y sacrificios personales”. 

_______________________________________________________________________

Letizia se ganó a pulso, sin el apadrinamiento de nadie, su propia carrera en Televisión Española. Quienes decidieron que acompañase a Alfredo Urdaci al frente del Telediario de la noche no tenían ningún conocimiento de su incipiente relación con el príncipe cuando le encargaron ese cometido. Todo lo que se diga en sentido contrario es simplemente falso, y fruto de la envidia y del rencor, tan habituales entre periodistas.

"Valía para cualquier cosa. Decidimos los presentadores de la siguiente temporada, más o menos, en mayo o junio de ese año. La idea era que Urdaci dejase de presentar porque se estaba quemando y exponiendo mucho. Lo que se plantea es que a partir de septiembre, él presentase el Telediario con Letizia y que estuvieran juntos hasta diciembre. Solo tres meses. Para que el público se acostumbrara a la cara de Letizia. Y en enero, Alfredo la dejaría sola. Esa era la idea. Primero en pareja tres meses y luego Alfredo se retiraría de pantalla para centrarse en la dirección de informativos. Sobre todo, en ese año 2004, que iba a ser complicado porque era año electoral". El anuncio precipitado del compromiso se llevaría por delante todos estos planes.

La promoción lograda por Letizia a pocos meses de su entrada en la televisión pública hizo que Ana Blanco se desesperase y llegase a hablar de forma despectiva de su compañera delante del resto de compañeros y jefes en una de las reuniones del Telediario. Al ver que Ortiz sólo hacía su trabajo y tras escuchar tanta queja, Blanco se llevó una reprimenda. Y es que Ortiz era el ojito derechos de los jefes de informativos por aquella época.

_______________________________________________________________________

Un día, de hecho, hubo que llamar la atención en público a Ana Blanco, por hacer un comentario despectivo de Letizia en mitad de una reunión de editores y jefes de sección del Telediario. Había comenzado la guerra de Irak y TVE había decidido, temporalmente, suspender el programa del corazón previo al informativo, para programar un especial diario dedicado solo a la guerra. Lo presentaba Letizia, que por primera vez aparecía en pantalla antes que Ana. "Y eso levantó ampollas", recuerdan. "Si hubiera estado Letizia delante, Ana no se hubiera atrevido a hacer ese comentario. Letizia se defendía por sí sola perfectamente. Al acabar la reunión se le dijo a Ana que no podía hacer un comentario de ese calibre sobre Letizia. Que se había decidido que esto fuese así y punto final. Pero estaba muy celosa. Muchísimo", explica uno de los responsables del telediario en aquella época.