Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

'The Good Wife' no es otra estúpida serie de abogados

Alicia Florrick y Diane Lockhart, las principales mujeres de 'The Good Wife'
Jose Álvarez
@josealvarezc
27.01.2015 | 05:00

The Good Wife es la mejor serie del momento. Así, sin paños calientes. Ni Juego de tronos, ni The Walking Dead, ni House of Cards le llegan a la suela de los zapatos por muy buenas que sean -que lo son-. Conseguir mantener la emoción, la tensión y el sentimiento durante temporadas de 22 episodios no es moco de pavo.

Después de muchos años escuchando por todos lados lo buena que era, el verano pasado me dispuse a verla. Y es la mejor decisión seriéfila que he tomado. En menos de seis meses, me puse al día con la emisión de Fox Life que este martes arranca su sexta temporada.

La quinta temporada de 'The Good Wife' dio un salto cualitativo que se mantiene en la sexta tanda

Y es que The Good Wife no es otra estúpida serie de abogados. Es una serie feminista, de superación, de amor... Y también profesional, por supuesto. Aunque arranca con las historias de una mujer en un bufete legal, poco a poco va evolucionando según lo hace Alicia Florrick, el personaje principal. Las tramas personales y de ascenso social de la protagonista ganan terreno en cada temporada de la serie.

En su quinta temporada, la última que ha emitido Fox Life hasta ahora, The Good Wife da un salto cualitativo muy importante. Las tramas de abogados, que estaban ya en un segundo plano, pasan a un tercero. Sigue habiendo casos, sí, pero importan más los enfrentamientos personales entre bufetes rivales que los que tienen en el juzgado.

Y qué decir del MOMENTO. La quinta temporada tiene dos puntos álgidos, uno esperado y otro tan sorprendente como para cambiar el juego casi por completo. Alicia Florrick, casi tan fuerte que parecía invencible, mejoraba profesionalmente para posteriormente encontrarse con una situación que hacía que se derrumbara por completo y diera las secuencias más frágiles de toda la serie.

¿Qué esperar de la sexta temporada?

Pero, como el ave fénix, Alicia renace más fuerte aún. Los nuevos capítulos que estrena ahora Fox Life retoman desde la misma conversación donde se quedó la quinta temporada: la pregunta de Eli Gold a la abogada de si querría ser candidata a fiscal del Estado.

La temporada al completo girará en torno a esta y otra trama que sacudirá Florrick & Agos. Cary tendrá problemas con la justicia que le pondrán entre la espada y la pared y harán que también salgan a flote las debilidades hasta ahora no vistas del personaje de Matt Czuchry.

El peso de las mujeres

Mucho se ha hablado del papel de Julianna Margulies en The Good Wife, tanto interpretativa como narrativamente. Y no es para menos. La actriz lleva sobre sus hombros el peso de la serie haciendo que un personaje como Alicia Florrick sea tan empático que puede parecer casi de la familia. Con una mirada, con un gesto, sabes perfectamente lo que le ocurre.

Julianna Margulies hace una Alicia Florrick con tanta empatía que puede parecer casi de la familia

Pero hay otra mujer que no se lleva tantos titulares a pesar de merecerlos. Christine Baranski ha conseguido ser uno de los personajes más queridos de la serie a pesar de no tener tanto peso en las tramas como otros compañeros. Con la escisión sucedida en la quinta temporada, muchos temimos que pudiera pasar a un plano más secundario, pero los productores sabían que no podían dejarla escapar y volvieron a darle el lugar que merecía acercándola a Alicia.

Una serie tan conservadora como feminista

Ambas llevan el peso de las mujeres en una serie tan conservadora como rompedora. Alicia Florrick parte de una posición muy tradicional. Casada, dispuesta a perdonar las infidelidades de su marido, en casa sin trabajar dedicada a la crianza de sus hijos.

Pronto se ve que hay una evolución y Alicia se convierte en una mujer que rompe moldes sin perder parte de ese conservadurismo. Y todo eso se consigue con un respeto muy cuidado en cada una de los giros que da, por cada una de las decisiones que toma este personaje.

Dos conceptos tan incompatibles como estos se unen sin problemas gracias a la complejidad y los numerosos matices que tiene Alicia Florrick. La evolución ha sido muy notable hasta el momento, pero aún tiene mucho por crecer. Y es que, aunque aún no se ha hecho oficial, parece casi seguro que habrá una séptima temporada de la serie. A pesar de que las audiencias no son espectaculares en Estados Unidos. A pesar de que son ya seis años los que ha sobrevivido. La calidad de The Good Wife puede con todo.