Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

‘The Good Doctor’, la serie que rompió los moldes de las americanadas en la TV española

Telecinco emite este miércoles el final de la primera temporada de la serie y el primero de la segunda.

'The Good Doctor'.
'The Good Doctor'.
Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
24.10.2018 | 07:28

Parecía que las series de televisión americanas estaban muertas en la televisión en abierto españolas. Dado que llegaban bastante tarde en comparación con su fecha de estreno americana y que muchas ya habían sido emitidas por cadenas de cable, las series extranjeras gozaban de muy poco éxito en España. Tanto es así que habían quedado relegadas al verano, con horarios imposibles y con muy poca confianza depositada en el producto. Pero The Good Doctor  llegó para romper con todos los pronósticos.

La serie se estrenó en Telecinco el pasado mes de julio, cuando en EEUU ya había sido emitida toda la temporada completa y AXN, en España, había emitido los 18 episodios que completan su primera temporada. Sin embargo, lo hizo de una forma especial y distinta en Mediaset España. A diferencia de otras producciones, que pasaron más desapercibidas, Telecinco lanzó una campaña de promoción sin precedentes para una serie americana. Es así como casi obligó a los espectadores a ver esta serie.

A ello hay que sumar el buen horario del que ha gozado The Good Doctor durante toda su emisión. Sin un access prime time que retrase la emisión a horas intempestivas, la ficción americana arrancaba a las 22:00 horas. Cuando sólo se ha emitido un episodio, a las 22:45 horas ya había terminado el programa. De ahí su buen resultado de audiencias. 

La serie se estrenó con un 25,5% de cuota de pantalla y más de 3,5 millones de espectadores en su segundo episodio. Su mejor resultado lo marcó el pasado 17 de septiembre, con un 26,3% de cuota de pantalla y rozando los 4 millones de espectadores en su segundo episodio emitido aquella noche.

La serie cierra su primera temporada este miércoles en Telecinco después de 18 episodios. Después, en un segundo prime time, Telecinco emitirá el primer episodio de la segunda temporada. Se trata de un movimiento único, pues nunca había llegado una serie extranjera a Telecinco con tan poco tiempo de diferencia respecto a su emisión en EEUU. Es una forma de ver lo importante que ha sido esta serie para la cadena.

Unas audiencias de otro tiempo

Son audiencias que ya no se ven en la televisión española. Y ha tenido que ver una ficción de fuera, con una duración de 40 minutos por episodio, bien programada y bien promocionada, para conseguirlo. Tal vez es que The Good Doctor ha sido tratada mejor que muchas series españolas y eso, al final, ha tenido su recompensa.

The Good Doctor ha tenido audiencias de otro tiempo, cuando la ficción americana era a veces tan potente como las producciones españolas. Lejos quedan aquellos tiempos en los que series como Mujeres desesperadas, Perdidos, CSI: Las Vegas o Embrujadas competían a lo gran en el prime time español. 

Estas series americanas lograban que las cadenas españolas emitiesen casi todas sus temporadas, algo que no se ve desde hace muchos años en nuestro país. Mujeres desesperadas se estrenó en el verano de 2005 en La 1 con un 20,8% de cuota de pantalla y casi 3,5 millones de espectadores. La pública llegó a emitir seis temporadas de la serie en abierto.

El caso de más éxito de Telecinco del nuevo milenio ha sido CSI: Las Vegas, aunque sus spin off también han tenido su resonancia. La ficción de Grissom y compañía llegó a alcanzar los 6,1 millones de espectadores en 2007, con un 30,7% de cuota de pantalla. Telecinco emitió 11 temporadas de esta serie, que luego saltó a Cuatro para emitir su final.

'CSI: Las Vegas'  llegó a alcanzar los 6,1 millones de espectadores en 2007

Telecinco también conoció la gloria con series como Mentes criminales o Embrujadas. Esta última, de la que emitió las ocho temporadas de la serie, llegó a saltar al prime time en alguna de sus temporadas. La serie logró su mejor resultado en 2004, cuando superó los 3,7 millones de espectadores en alguno de sus episodios.

La última serie que vimos cómo terminaba en España ha sido Castle, en Cuatro, donde se pueden permitir datos más bajos de audiencia. La ficción americana terminó en la segunda cadena de Mediaset en 2016 después de ocho temporadas en antena. Y lo hizo rozando los 2 millones de espectadores, un excelente resultado para la cadena. 

La mala suerte de las series americanas

Ahora las series americanas tienen mucha suerte si llegan a emitir dos temporadas de una misma serie. Por la parrilla española han pasado en estos últimos años series como Camelot, Juego de tronos, Dallas, Supergirl, Lucifer, Blindspot, Forever o The Flash y ninguna de ellas emitió una segunda temporada. Sólo Once Upon a Time, Arrow, Vikingos y La Cúpula lo consiguieron, pero su bajada de audiencias terminó mandando la serie a la madrugada.

Ni las buenas acciones parecían venirle bien a los resultados de las series americanas en nuestro país. Antena 3 intentaba traer títulos con mucho prestigio como American Crime Story: el asesinato de Gianni Versace o El cuento de la criada. Aunque sus primeros episodios llamaron bastante la atención, la caída de audiencia fue drástica con el paso de las semanas.

No se puede decir que Telecinco haya tenido mucha suerte en los pasados veranos, cuando también lo intentó con series americanas. Su último intento fue la serie Secretos y mentiras, que apenas llegó al 7% de cuota de pantalla en su segunda temporada en la cadena. También han pasado por la cadena estrenos como Backstrom o El secreto de Adam que no tuvieron apenas repercusión.