Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

Por qué ‘The Good Doctor’ ha conseguido lo que ninguna serie americana logra en España

La ficción arranca en Telecinco con 3,5 millones de espectadores, el mejor resultado de una serie extranjera desde 2014.

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
17.07.2018 | 13:00

Muy esperado era el resultado que The Good Doctor conseguiría en Telecinco este lunes por la noche. Y es que con las series americanas nunca se sabe: pueden ser una catástrofe o, de repente, convertirse en todo un filón. Y The Good Doctor ha sido lo segundo. La serie se ha estrenado con el mejor resultado de una serie extranjera desde 2014. 

Con un doble episodio emitido, la ficción americana ha logrado superar los 3,5 millones de espectadores en el segundo capítulo. Parece que ha tenido que venir uno de fuera para descubrir que todavía queda gente viendo la televisión. Y es que cada vez más este verano a las cadenas les puesta llegar a los 2 millones de espectadores.

Que The Good Doctor haya triunfado en Telecinco no es casual. Y es que ha reunido ciertas características para convertirse en el producto de Telecinco de este verano. Y, si funciona en los próximos episodios, podría convertirse en un patrón a repetir para las próximas temporadas estivales, secas de producción propia.

La estrategia de promoción

A lo primero a lo que hay que hacer referencia es a la estrategia de Telecinco para conseguir este resultado de audiencia. Fue a finales de mayo cuando Telecinco empezó a anunciar la ficción en parrilla con numerosas cortinillas, imágenes de la serie e incluso tráilers largos. La de Mediaset España no trató en ningún momento a esta producción como un producto de segunda categoría.

Y eso es lo que les ha hecho triunfar. La promoción de The Good Doctor ha sido la misma que para una serie española o para una cinta de la gran pantalla de Telecinco Cinema. Ellos son expertos en crear un evento alrededor de un estreno y en esta ocasión han utilizado todas sus armas para hacer conocido el producto. 

En Mediaset España son maestros a la hora de hacer que el público se entere de un estreno o de un lanzamiento. Es casi como si te obligaran a su visionado si no te quieres quedar fuera de las conversaciones sociales de los días posteriores. Pasó lo mismo con Jurassic World. A pesar de ser su segundo pase en televisión, Telecinco hizo pensar que se trataba de un gran estreno en televisión que había que ver. Y las audiencias recompensaron el esfuerzo.

El tipo de serie elegida

Más allá de la promoción que la serie ha tenido en Telecinco hay que reconocer el ojo que han tenido a la hora de fichar The Good Doctor para su catálogo de series. Mientras que en años anteriores habían elegido otras producciones más oscuras, de thriller o acción, este año han localizado una producción más sentimental.

Han dejado atrás las series continuas que obligan más a la fidelidad por parte del espectador y han elegido una ficción más procedimental. Aunque tiene una trama que se extiende a lo largo de la temporada, el público puede ver esta serie sin tanta necesidad de ver el episodio anterior. Y eso, en verano, es un valor añadido para cualquier serie de televisión.

Un horario muy cómodo

También hay que hablar del horario elegido para la serie. Sin un access prime time que alargue el arranque de la serie, The Good Doctor empezó la emisión a las 22:08 horas. Un horario que ha sido premiado por parte de los espectadores.

En Telecinco tampoco quisieron alargar la emisión hasta la madrugada con un centenar de episodios seguidos, como suele pasar con las series extranjeras. Emitieron sólo dos episodios y la emisión terminó a las 23:44 horas. Una hora muy prudente que ha logrado que la serie tenga esa extraordinaria audiencia. 

Las comparaciones son odiosas

Para añadir fuerza al éxito alcanzado por Telecinco con esta serie de televisión hay que comparar su estreno al de otras ficciones extranjeras recientemente llegadas a España. Antena 3 ha lanzado al mercado español las alabadas por la crítica Versace y El cuento de la criada. Sus audiencias han sido bastante buenas en el arranque, pero se han desinflado con el paso de las semanas. 

Aunque se ha valorado muy en positivo el lanzamiento de este tipo de series de televisión en una cadena en abierto, lo cierto es que en España somos poco fieles a las ficciones que obligan al visionado de todos los episodios para entender el producto final. Este tipo de consumo se entiende ‘a la carta’ y en plataformas de pago, pero en la emisión lineal ya es casi imposible su funcionamiento. 

Otra que ha visto la luz ha sido Stalker, en Antena 3 en el prime time de este lunes. La serie ha llegado tarde y con tres episodios en prime time. El resultado ha sido catastrófico para la cadena, que apenas había promocionado su estreno. Una estrategia completamente diferente a la de Telecinco, que ha empezado a pensar que la ficción extrajera le puede dar grandes alegrías si piensan en ellas a lo grande.