Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Telemadrid señala el camino: el cambio en TVE es posible

La autonómica madrileña ha demostrado en sus primeras semanas tras el cambio que es otra cadena distinta.

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
07.10.2017 | 09:00

El pasado 18 de septiembre Telemadrid empezaba un nuevo capítulo en su historia: después de unos años oscuros en los que la autonómica madrileña sólo aparecía en los medios de comunicación cuando se hablaba de manipulación informativa, Telemadrid quería volver a ser un referente mediático y hacer que los madrileños volviesen a confiar en ella. 

Nuevas caras en sus informativos, remodelados platós y nuevos programas de entretenimiento eran las grandes bazas para esta nueva Telemadrid que tenía una difícil tarea por delante. Y es que ha sido más de una década de tiniebla, de poca transparencia de un medio de comunicación público que rendía pleitesía a los partidos políticos y no a los ciudadanos. 

Telemadrid ha demostrado que el cambio es posible. Telemadrid ha señalado el camino. Y es que la puesta en marcha de este proyecto sembraría el precedente para lo que se espera de TVE en el próximo año. La pública nacional también necesita un cambio, necesita recuperar la confianza y dejar de ser un saco de boxeo, un instrumento de simple propaganda política. 

La cobertura que Telemadrid ha hecho del procés catalán es un ejemplo del buen hacer informativo de la autonómica en este último mes. La cadena ha desplazada hasta allí algunas caras potentes de informativos y sigue manteniendo numerosos puntos de directo repartidos por toda Cataluña. Una actitud que dista mucho a la decidida por TVE en estos momentos. 

TVE ha decidido callar las voces catalanas. TVE no ofrece a los espectadores todo el escaparate informativo para que sea el espectador/ciudadanos el que se cree una información sobre lo que está ocurriendo por sí mismo. TVE instruye y espera que sólo ofreciendo el mensaje gubernamental no llegue el resto del mensaje. 

En Telemadrid, sin embargo, se ofreció un especial sin precedentes en la cadena. Los principales rostros informativos de la autonómica se unieron para mantener a los madrileños informados sobre lo que pasaba en Cataluña. Una llamada de atención hacia los medios públicos, haciendo ver que una nueva TVE es posible. 

Telemadrid ya dejó caer en los anteriores meses que la cobertura de eventos importantes iba a ser una de sus grandes bazas. La forma en la que se volcaron con el Día del Orgullo Gay y su salida a la calle para contar cómo se sucedieron las diferentes y distintas fiestas madrileñas durante este verano eran una prueba de ello: Telemadrid iba a dejar de estar en los despachos para estar codo con codo con los madrileños. Una conexión que TVE ha perdido en estos últimos años.