Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

Yiya, la gran esperanza para romper el continuismo de 'Supervivientes'

El verdadero casting del reality de supervivencia está de momento en plató con los protagonistas de 'GH VIP 7'

Yiya habla con Jorge Javier Vázquez (Mediaset)
Yiya habla con Jorge Javier Vázquez (Mediaset)
21.02.2020 | 09:01

Abrimos micrófonos: arranca Supervivientes 2020. Un exultante Jorge Javier Vázquez y una indomable Lara Álvarez daban ayer el pistoletazo de salida a una nueva edición del reality de aventuras que no lo tendrá nada fácil, paradójicamente por culpa de la edición que la precedió: la edición Pantoja. El del año pasado fue un casting tan perfecto con la tonadillera al frente, que era obvio que la edición que la sucedería va a tener difícil igualarla.

Técnicamente es el tercer reality el que vemos a los mismos personajes

Pese a ello, si algunos creen que el casting de Supervivientes 2020 es un casting low cost o de saldo, se equivoca. Telecinco te la ha colado. Es cierto que el casting así lo parece y, que el nombre más fuerte sea el de Rocío Flores, pero el verdadero casting de Supervivientes 2020 se encuentra en el plató de Madrid y no en las islas de Honduras. De hecho había más interés en el encuentro de Gloria Camila con Sofía Suescun, tras cruzarse varios dardos y en medio de la polémica del dichoso pijama, que en el reencuentro de la madre de Adara con su exyerno Hugo Sierra, por ejemplo.

Además, Supervivientes 2020 resulta algo continuista. Adara, Rocío Flores, Elena, Antonio David, Hugo Sierra o Sofía Suescun participaron como defensores o concursantes en GH VIP 7 y en El tiempo del descuento. Por lo que, técnicamente, es el tercer reality seguido en el que los vemos y la introducción de personajes como Nyno, Yiya o Ana María Aldón resultan savia nueva y pueden resultar muy interesantes.

Como en cada edición, los concursantes inauguraban su aventura con los tradicionales saltos del helicóptero. Excepto para José Antonio Avilés, Yiya y Antonio Pavón, que tras ser descartados por sus respectivos grupos, fueron privados también del salto de helicóptero. Sinceramente no entendí por qué no pudieron hacerlo cuando es un rito sagrado para los supervivientes.

Reencuentros sin ningún interés

Tras llegar los supervivientes a la orilla, se produjeron dos reencuentros: el de Rocío Flores con Ana María Aldón y, por otra parte, el de Elena Rodríguez con Hugo Sierra. Particularmente, no los considero interesantes. No tenían la expectación del de Isabel Pantoja y Chelo, por ejemplo. A ver cómo se desarrollan en la convivencia.

A continuación se disputaron el tradicional juego del barro, que serviría para dividir a los concursantes en dos grupos con distintos privilegios, estando ambos supeditados por un líder común. El líder común y supremo fue Hugo Sierra, mientras que los demás fueron separados en grupos de ocho. Por casualidad o no, a Rocío Flores le tocó en el mismo grupo que Yiya, que se perfila como el azote de los concursantes. El perfil de la extremeña es bastante interesante y necesario, siempre y cuando, no fuerce las discusiones.

Tocó nominar también y, tras nombrar Hugo Sierra a Antonio Pavón como líder de los siervos, y a Jorge Pérez como líder de los mortales, los concursantes nominaron. Y, ¡atención! porque el próximo jueves habrá doble expulsión. Los candidatos son Yiya, José Antonio, Fani y Vicky Larraz.

Aunque durante las horas previas al programa surgieron rumores de que Telecinco se guardaba un as en la manga y podría anunciar un concursante 18, que iba a ser un pelotazo para mejorar el casting, finalmente nada de eso sucedió. Así, serán diecisiete los valientes que han decidido vivir esta aventura que se prevé más extrema este año tras adelantarse dos meses la edición. Que Dios les asista.