Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

‘Supervivientes’, un ‘Sálvame Deluxe’ hecho reality

El programa explota sus historias de corazón, el contenido favorito de los espectadores.

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
05.04.2018 | 09:00

Supervivientes ya no es un reality de supervivencia. Más allá de las quejas por hambre que de vez en cuando ocupan los contenidos del programa, este reality show se ha convertido en un mero generador de contenidos de un formato de corazón. Una estrategia que ha convertido esta edición del programa en una de las de mayor éxito de los últimos años. 

Y es que el centro de atención de Supervivientes no estaba en la isla. Los protagonistas de esta edición han sido Isa Pantoja y Alejandro Albalá, defensores de sus respectiva pareja. Tanto es así que su presencia en el programa se ha repetido en las galas de los domingos, de los martes y de los jueves, teniendo mucho más protagonismo que los propios concursantes. 

Y en la organización se han dado cuenta. Por eso han decido enviar a los dos protagonistas de su programa a la isla para que, al menos, Honduras sea la localización en la que se cuenten sus problemas de pareja. Isa Pantoja y Alejandro Albalá han puesto rumbo a la isla y este jueves se reencontrarán con Alberto Isla y Sofía Suescun. Y no sería raro que ambos participantes reciban la oferta de quedarse en el programa. 

Más allá de esto, mucho se ha hablado en este programa de la posible relación amorosa entre Logan y Sofía Suescun, del juego entre María Lapiedra y Gustavo González o del matrimonio que une a Mayte Zaldívar y Fernando. Más aliá de esto, el resto de concursantes cuentan con muy pocos vídeos a menos que tengan un enfrentamiento. Y es por eso por lo que Supervivientes ha dejado de ser un reality físico. Pero parece que funciona. 

Supervivientes se ha convertido en el centro neurálgico de los contenidos de los principales medios de corazón o de las tertulias rosas de Telecinco, como El programa de Ana Rosa y Sálvame. Y es que a estos programas les interesan mucho más las historias que tendrán repercusión fuera de la isla que las historias de supervivencia.

La fórmula del éxito

Aunque haya dejado atrás parte de su esencia como reality, lo cierto es que Supervivientes ha sabido encontrar la fórmula para seguir enganchando a la audiencia. Y es que, además de las galas que se emiten en las noches de los jueves, el programa triunfa en sus galas satélite de los martes y los domingos. 

En la gala de los jueves, el programa mantuvo un 24,6% de cuota de pantalla la semana pasada con más de 2,7 millones de espectadores, logrando datos muy parecidos a los de la edición anterior. Donde Supervivientes ha logrado una mejoría es en el resto de galas. Y es que logra superar el 20% de cuota tanto en la noche de los martes como en la de los domingos y manteniendo esos fieles 2,7 millones de espectadores. 

Supervivientes parece ser una pomada para Telecinco que no se agota. Y es que el reality lleva 17 ediciones a sus espaldas a lo largo de su historia, tanto en Antena 3 como en Telecinco. El programa se revitalizó en 2011, con la edición de Rosa Benito, y desde entonces se ha convertido en el formato de entretenimiento más fuerte de la cadena.