Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

‘Stranger Things’: las pruebas que desmontan la acusación de plagio

El portal TMZ ha recibido mails que apuntan a que la idea se gestó en 2010

Los hermanos Duffer
Los hermanos Duffer
Redacción
@Bluper
07.04.2018 | 12:04

De Stranger Things se está hablando mucho esta semana, pero no por lo que sucederá en la tercera temporada de la serie de Netflix. Y es que el director y productor Charlie Kessler denunció a los creadores de la serie, los hermanos Matt y Ross Duffer, por robar ideas que él ya había mostrado en un cortometraje llamado Montauk de 2012, y del que pretendía hacer una película, The Montauk Project, nombre que tuvo provisionalmente Stranger Things. Según la denuncia, Kessler habría habría informado del proyecto a los Duffer en una fiesta en el Festival de Cine de Tribeca en 2014 y estos habrían aprovechado su idea.

Los hermanos Duffer aseguraron poco después que "la denuncia carece de fundamentos", y ahora han comenzado a salir las pruebas que abalan su defensa. El portal TMZ ha recibido varios correos electrónicos en los que se indica que Matt y Ross ya estaban trabajando en 2010 en una serie titulada Montauk en noviembre de 2010, es decir, antes del cortometraje de su colega de profesión. Entonces describían el proyecto como "real", "paranormal" y "arenosa de los años ochenta". En uno de los mails quese indica específicamente que la serie transcurriría en Montauk y hay una referencia a "los experimentos de Montauk".

Una serie "real, paranormal y arenosa en los años ochenta"

Además, en otro documento de Google del 4 de octubre del año 2013 se muestra el argumento de la serie que protagoniza Millie Bobby Brown y Winona Ryder. “Benny (finalmente Will) deja la casa de su amigo Elliot, un grupo de niños están allí comiendo pizza y jugando a dragones y mazmorras. Benny se va en bicicleta, escucha voces, entra en un mundo extraño tomado por alguna fuerza malvada".

En otros dos correos más, del 27 de febrero y el 4 de abril de 2014, también antes de la supuesta reunión de Kessler y los Duffer, se indica que la serie estaría "ambientada en la década de 1980 en Long Island con una sensación vintage de Stephen King", y nuevamente se habla de Montauk.

Con estos documentos, el abogado de los hermanos Duffer le indica al portal que queda probado “que el Sr. Kessler no tuvo absolutamente nada que ver con la creación de Stranger Things. Los hermanos Duffer estaban desarrollando su proyecto años antes de afirmar haberlos conocido".