Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

Soraya se convierte en la primera gran favorita para ganar ‘TCMS’

Su imitación de Annie Lennox le hizo ganar su segunda gala, en solo cuatro programas

Redacción
@Bluper
20.10.2018 | 09:51

No tenía un reto sencillo. El pulsador le dio a Soraya Arnelas la responsabilidad de imitar a Annie Lennox, con la canción ‘I put spell on you’, que fue banda sonora de 50 sombras de Grey. La extremeña, que guarda cierto parecido con la que fue vocalista Eurythmics, salió al escenario con una caracterización muy ligera, pero logró meterse en la piel del personaje al máximo y ofrecer una espectacular imitación.

Tanto es así, que en la cuarta gala de Tu cara me suena, la más vista de la temporada en número de espectadores, Soraya Arnelas logró la máxima puntuación por parte tanto del jurado como del público presente en plató y ganó la gala. De esta manera, Soraya se convierte en la primera gran favorita de la competición, al haber ganado dos de las cuatro galas, colándose como la concursante mejor puntuada a solo un punto de Mimi.

Mimi, precisamente, ofreció anoche un dueto junto a Ana Guerra, y metidas en la piel de Becky G y Natti Natasha con el tema ‘Sin pijama’ lograron situarse como la segunda imitación mejor valorada. Un número con el que levantaron la temperatura, especialmente cuando se dieron un beso en los labios finalizada la canción.

Del resto de imitaciones, destacan especialmente las de José Corbacho y Manu Sánchez. El primero se metió en la piel de un histriónico Raphael con el tema ‘Aquarius’, emulando una actuación televisiva de 1999, que fue muy bien valorada por el jurado pero no tanto por el público.

Por su parte, Sánchez hizo auténtica magia al cantar la sintonía de El Inspector Gadget en francés mientras recreaba la cabecera de la famosa serie de dibujos animados. Aunque su dominio de la lengua gala no fue espectacular, Manu consiguió llevar a cabo un excelente número en el que no tiró hacia la parodia y trasladó a los espectadores a su más tierna infancia. Acabó tercero en la tabla, una proeza teniendo en cuenta que en dos ocasiones ha quedado el último.