Cabeceras especiales

Cabecera

ENTREVISTA

Silvia Intxaurrondo: "Me parecería una falta de respeto que un político levantase el teléfono para presionar"

Silvia Intxaurrondo en 'Un tiempo nuevo'
Jose Álvarez
@josealvarezc
22.08.2015 | 05:00

Un tiempo nuevo se despidió hace unas semanas de Telecinco, pero ya está de nuevo en antena aunque con muchos cambios. Silvia Intxaurrondo toma el relevo de Sandra Barneda mientras Cuarzo hace lo propio con la producción de Mandarina.

También cambia el lugar de emisión, ya que ahora será Cuatro la que acoja el programa cada sábado a partir de las 21:30 horas. Intxaurrondo es una vieja conocida de esta cadena después de ser durante años la copresentadora de Noticias Cuatro junto a Iñaki Gabilondo, y ahora vuelve a casa.

Vuelves a una cadena donde estuviste muchos años. ¿Qué sentiste cuando te ofrecieron regresar a Cuatro?

Fue un sentimiento muy agradable. Pero cuando fui a visitar a mis compañeros en la redacción de informativos y me dieron una gran bienvenida, tuve la sensación de volver a casa. Me sentí muy reconfortada.

¿Qué diferencias habrá entre este Un tiempo nuevo y el que ya vimos en Telecinco?

Va a ser un programa de actualidad en general, no solo política. En estos tiempos hay elecciones catalanas, generales, escándalos de corrupción... La política será uno de los ejes, pero va a haber más. Habrá actualidad social, reportajes de investigación, sucesos.

Apostamos por una de las bazas de Cuatro desde los inicios: el reporterismo

¿Será más fiel a la línea de Cuatro ahora que ha cambiado de cadena?

Apostamos por una de las bazas de Cuatro desde los inicios: el reporterismo. Estaremos muy cerca de la calle con cuatro prescriptores que se encargarán cada uno de las grandes áreas del programa. Hablarán con políticos, ciudadanos, harán investigaciones... No siempre los veremos, pero ahí van a estar. Ellos son Jano Mecha, Marta Nebot, Luis Troya y Boro Barber.

No centraros tanto en la actualidad política, ¿será la principal diferencia con laSexta Noche?

Yo creo que sí, es una de las grandes diferencias. Pero no es solo lo que contamos, también cómo lo contamos va a ser diferente.

De todas formas, no nacemos para competir con laSexta Noche. Nacemos en un panorama muy complicado y no solo es la oferta de laSexta, hay otras muchas con productos muy buenos. ¡Y se suma el fútbol!

El programa parece muy distinto de como era en Telecinco. ¿Por qué mantener la marca?

"Un tiempo nuevo" son tres palabras que van más allá del nombre de un programa. No tiene nada que ver, es una nueva etapa claramente diferenciada. Pero sirve para definir una situación que estamos viviendo. En la política se pide regeneración democrática, se pide una forma de contar las cosas más cercana, etc.

Cuando fui a visitar a mis compañeros en la redacción de informativos tuve la sensación de volver a casa

Hace unos meses, se destituyó a Jesús Cintora presuntamente por presiones políticas. ¿Temes que alguien pueda llamar por ti en un momento tan sensible?

No me genera ningún temor. Cada uno es libre de coger un teléfono y llamar. No sé si en mi carrera cualquier persona ha llamado para presionar. No he tenido constancia. A mí personalmente no me han dicho nada. Si se lo han dicho a la dirección no me he enterado. Pero me parecería una falta de respeto que un político levantase el teléfono para presionar.

Mi obligación como periodista es que, a pesar de todas y cada una de las presiones que reciba, mi trabajo quede intacto. Cada uno es muy libre de querer presionar, pero yo tengo que contar lo que crea que tengo que contar.

Me parecería una falta de respeto que un político levantase el teléfono para presionar

Aun así, nunca has sido una periodista polémica por mojarte en ciertos temas como sí se le ha criticado a Iñaki López...

Yo tengo mi opinión, pero tengo que poner encima de la mesa todas las opiniones. No me van a preguntar cómo lo veo yo, pero si algo es un hecho probado lo voy a decir. Si queremos hacer información rigurosa es lo que tenemos que hacer. La gente debe tener una opinión con justicia con elementos verídicos, confirmados y contratados.

La objetividad no existe y hay asuntos en los que se debe ser especialmente combativo. En el verano negro que llevamos con las mujeres, me llega al alma y me pone combativa. Es una vergüenza que siga pasando en el siglo en el que estamos. Es una lacra contra la que hay que luchar de forma urgente. Si decir esto es mojarte, me mojaré. Pero hay temas que son evidentes, son de sentido comun y no se cuestionan.