Cabeceras especiales

Cabecera

REPORTAJE

Finales 'interruptus' o cómo Netflix cancela series sin cerrar

Un actor de 'GLOW' pide que les dejen terminar la serie con una película

'Glow'
'Glow'
Mike Medianoche
@mikemedianoche
15.10.2020 | 08:15

A inicios de mes, Netflix sumaba una serie a la lista de producciones canceladas como consecuencia de la pandemia mundial del coronavirus continúa. En ese caso le tocaba a GLOW, la premiada serie basada en el universo de la lucha libre femenina, que no continuará pese a que hace un año se anunciase su renovación por una cuarta temporada.

Y es que la ficción ha acumulado una serie de retrasos en la producción, que empezó a inicios de este 2020, vinculados a la crisis sanitaria. Hay que tener en cuenta que, por su propia narrativa, la serie implicaba que las actrices principales tuviesen que pelear entre sí en el ring, lo que suponía un problema con las medidas de seguridad.

La crisis sanitaria provocó retrasos en la grabación de 'GLOW'

“Hemos tomado la difícil decisión de no hacer una cuarta temporada de GLOW debido al COVID, lo que hace que rodar este programa físicamente íntimo con su gran elenco sea especialmente desafiante”, apuntó un portavoz de la plataforma en un comunicado. “Estamos muy agradecidos con las creadoras Liz Flahive y Carly Mensch, Jenji Kohan y a todos los escritores, elenco y equipo por compartir con nosotros y con el mundo esta historia sobre las increíbles mujeres de GLOW”. Según apunta el medio estadounidense Variety, pese a que se ha cancelado la temporada, todo el equipo habría cobrado el salario que les habría correspondido.

Una decisión que levantó ampollas. Y es que Marc Maron, que interpreta al director del programa de lucha libre en la serie, pidió a través de su Instagram que permitan al equipo darle a la serie un cierre como se merece, ya que la cuarta iba a ser la última de las temporadas.

Dejadnos terminarla en una película de Netflix de dos horas. Dad a showrunners, reparto y guionistas la oportunidad de finalizar la historia en una película. Entonces estaremos bien. Eso quitaría la presión financiera y los guionistas podrían desarrollarla, lo podríamos rodar. El asunto de rodar una película es que una vez que tengas el guion técnico puedes economizar todo el rodaje. Creo que podría hacerse en menos tiempo que lo que lleva rodar la serie” apuntaba, en referencia al coste que implicaron los retrasos.

'Sense 8'

El caso de 'Sense 8'

En el hipotético caso de que se realizase esta película, Netflix repetiría la historia que sucedió con Sense 8. Dirigida por Lana y Lilly Wachowski (The Matrix), Sense8 contaba la historia de ocho extraños (Will, Riley, Capheus, Sun, Lito, Kala, Wolfgang y Nomi) de diferentes culturas y partes del mundo quienes, después de experimentar la trágica muerte de una mujer a través de visiones o sueños, se encuentran mental y emocionalmente conectados.

A través de esta conexión, son capaces de comunicarse, sentirse y compartir sus conocimientos, idiomas y habilidades. Mientras intentan descubrir por qué están conectados y qué significa su conexión, reciben ayuda de un hombre misterioso llamado Jonas, el cual es otro sensate.

Los fans de 'Sense 8' lograron que la serie terminase con una película

Sin embargo, otro hombre llamado Whispers intenta capturarlos. Whispers utiliza el mismo poder telepático que los protagonistas poseen para entrar en sus mentes, invadiendo sus pensamientos y emociones.

Al tener localizaciones en Estados Unidos, Reino Unido, México, India, Alemania, Corea o Japón, la serie requería un gran presupuesto, y así, se canceló tras su segunda temporada, cuando la trama no se había cerrado. Las críticas de los fans lograron que se realizase una película (o un capítulo de mayor duración) para darle a la historia el final que se merecía.

Otras series que no tuvieron un final cerrado

Glow se suma así a ese cementerio de Netflix de series que no han contado con un final cerrado, o a la altura de lo que se esperaba de ellas tras una o más temporadas. De los últimos tiempos destaca, por ejemplo, el caso de Cristal Oscuro, que fue cancelada tras ganar un Emmy. Y eso que el regreso de Darío dejaba la puerta abierta para una continuación.

Santa Clarita Diet, protagonizada por Drew Barrimore, se despidió tras tres temporadas con un final abierto que deja insatisfechos a sus fans. También ocurrió con Haters back off!!, que dejó las aventuras de Miranda Canta abiertas ante un conflicto que nunca se cerró. 

Las cancelaciones abruptas puede ser la tónica de los próximos meses

La crisis sanitaria del coronavirus también dejó en una sola temporada Esta mierda me supera, donde una adolescente tiene que descubrir quién es y de lo que es capaz. Y eso que ya se daba una pincelada de lo que esperaba al público en una segunda tanda de episodios, que al parecer ya habían comenzado a escribirse. The OA  y Las escalofriantes aventuras de Sabrina pueden ser otros ejemplos de cancelaciones sin final cerrado; en el caso de la bruja adolescente falta una temporada por estrenar, pero se canceló su producción antes de que la hayamos visto.  

Según advirtio el portal 'Deadline' este tipo de cancelaciones será una tónica general de los próximos meses, y que nos encontraremos con más proyectos con finales abruptos (o que no finalicen) como consecuencia del alto coste que supone retomar las producciones y establecer protocolos sanitarios que se ajusten a la nueva realidad.